Política y Ética,

por el Dr. Francisco Bénard

 

No hace mucho escribí una nota titulada "Más filósofos en la Cumbre del Poder Político" pensando que no es posible entender la política alejada de la conducta personal. Es la única forma de que un gobernante logre tener un buen gobierno. El problema básico que hemos tenido hasta ahora -lo hemos visto con el Gobierno Kirchnerista de estos últimos doce años es el "mal gobierno"-. No se trata de un problema de crisis de representatividad sino de que hay que "repensar" toda la relación entre gobernantes y gobernados. Este último tema ha sido objeto de preocupación permanente del "Pro". Recuerdo perfectamente cuando este Partido Político invitó a Legisladores de los Estados Unidos a una "Conferencia" organizada en la Sociedad Rural Argentina ya hace unos cuantos años, cuando cubrí el evento representando como periodista de Radio Miami Internacional.

 

El objetivo de lograr un "buen gobierno" no es una utopía, es perfectamente posible. Ya en la Edad Media lo veíamos cuando las metas de un gobernante eran consideradas un asunto de "conducta personal". La democracia no es elegir Presidentes, Diputados, Senadores, etc. es mucho más que eso. Debe haber calidad y eficacia en el ejercicio del Gobierno. Bajo el "populismo" es muy dificil que logremos un buen gobierno, lo hemos visto en Argentina y en Venezuela en estos últimos diez años. Para que haya un buen gobierno debe haber "transparencia" y es lo que no  ha ocurrido en Argentina con los "kirchneristas" a punto tal que el nuevo Presidente Mauricio Macri ha ordenado la realización de ocho auditorias para ver en el estado en que Cristina Kirchner dejo al país.Lo importante es la calidad de las personas, es lo que nos muestra Cambiemos hasta ahora. Los políticos no deben mentir, deben decir "la verdad".Esto significa que no deben decir cuando están en el poder una cosa distinta a la que dijeron cuando querían acceder al Gobierno. Es fundamental luchar contra la corrupción porque atenta contra los intereses de todos los ciudadanos, del país y nada tiene que ver con la transparencia que exige una acción de gobierno.Muchas veces no llegan al poder los mejores, que prefieren mantenerse fuera del Estado para trabajar en el ámbito privado.