P.S.A.

(Policía Seguridad Aeroportuaria)

 

ABUSADORES

 

El 15 de septiembre de 2015 a las 3 de la mañana, me desperté cuando ingresaba un nuevo prisionero al pabellón 19 donde nos encontramos alojados. Enrique Willig  imputado de una Privación Ilegal de la Libertad, con grado de suboficial había sido comando, buzo táctico y paracaidista de la Marina. Lo detuvieron 3 días antes en la localidad de Cacheuta, provincia de Mendoza, donde vivía en una casa rodante, solo en la montaña, llevando vida de ermitaño.  Tiene fuertes principios naturistas que lo impulsaron a ese tipo de vida. Luego de varios días y transitar por diversos establecimientos penitenciarios, llegó a esta. Como en la mayoría de las detenciones, actuó la Policía  Seguridad Aeroportuaria (cuando me detuvieron, sus miembros infringiendo la ley, me pasearon esposado,  por todo el hall del Aeroparque metropolitano, fuera de recorrido) En su caso dados sus antecedentes de comando participaron numerosos efectivos con chalecos antibalas, de uniformes negros muy pertrechados movilizándose en 3 vehículos del mismo color. Fue tratado violentamente, llegando a este lugar agotado y en muy malas condiciones de higiene, con nada mas que la ropa  puesta y sin abrigo alguno. 

 

SOLIDARIDAD E INDIGNACIÓN

 

Pese a la hora, desde el mismo momento  que ingresó corrimos la voz por todo el penal comenzando a llegarle todo tipo de elementos de higiene, utensilios de cocina, ropa, tarjetas telefónicas, golosinas, etc. que se fueron apilando sobre su cama, que justamente está frente a la mía.  Esas 24 horas posteriores a su llegada, fueron increíbles. De todos los pabellones recibió algo. Ya es un prisionero equipado, con acopio de los elementos necesarios para subsistir en una prisión. La vida en esta no es fácil y también suelen darse algunos actos mezquinos, pero lo ocurrido con Willig reconforta y revindica al ser humano.

 

FORMADOS PARA ABUSAR DE EX UNIFORMADOS

 

Sí, quedó un sentimiento de indignación generalizada para con quienes realizaron tan violenta e inhumana  detención. No le permitieron a este suboficial de la Marina, traer los elementos  necesarios para el diario vivir en una prisión, pese a saber que no tiene quien se los trajera, desde tan lejos.  Como esbirros, formados para abusar de ex uniformados,  no piensan que con actos como este,  mañana pueden ser ellos los apresados?  De que derechos humanos hablan los funcionarios gubernamentales? Rechacé a los abusadores del pasado e igual lo hago con los del presente.

 

Claudio A. Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Septiembre 25., 2015.