¿Qué condicionas?

-Una necesidad atendida, reinstala la armonía-

 

Aunque Arthur Miller, el dramaturgo que dio clásicos del teatro contemporáneo como *La muerte de un viajante*, *La caída* o *Panorama desde el puente*, haya afirmado alguna vez que ningún hombre necesita poco, es posible disentir con él.

En realidad, las necesidades humanas son pocas…

“Las básicas, alimento, agua, aire, refugio, las de relación pertenencia, respeto y la afectiva y emocional”

Si están atendidas, se dan las condiciones para que un ser humano desarrolle sus potencialidades y se realice como persona. Dependerá de cada quién. En síntesis, es lo que proponía el autor de la obra *Pirámide de las necesidades humanas*

Muchas veces se describe a la necesidad como un impulso incontrolable que dirige las energías y la atención hacia un punto excluyente, y que se impone a cualquier otra cosa. Presentada así, suena como una perfecta excusa para actitudes y conductas disfuncionales.

Quizás sea más apropiado decir que una necesidad es algo que no puede no ser…

“No puedo no comer, no tener agua, carecer de aire y techo, no ser respetado, no ser amado, no pertenecer a una familia o una comunidad”

Si digo que necesito cambiar mi auto porque el modelo es antiguo o mi celular porque no tiene WhatsApp, si me urge tomar tal gaseosa o cerveza porque siento que sólo ellas calman mi sed, estoy expresando deseos, no necesidades…

"El rico come, el pobre se alimenta"

*Uno escoge su comida según su deseo, su tiempo, su posibilidad económica, el otro come para sobrevivir*

*La penuria* va de adentro hacia afuera, hacia la búsqueda del recurso que la atienda.

*El deseo* hace el camino inverso, la mayoría de las veces nace de estímulos externos. Vivimos en una cultura en la que esos estímulos se multiplican y suelen ser hábilmente inoculados para que se perciban como carestías.

Cuando una miseria es atendida…

“Sobreviene la calma, se reinstala la armonía, cede”

Cuando un deseo fue saciado, sucede el siguiente, y a éste le sigue otro, en una continuación interminable que produce satisfacciones fugaces y desata ansiedades e inquietudes permanentes.

Como sellar…

"Toda necesidad se calma y todo vicio crece con la satisfacción"

Quizás las enumeradas sean buenas razones para aprender a precisar. Es decir, reconocer qué es aquello que no puede no ser en función de una vida buena, percibida en valores, afectos, sentimientos, propósitos trascendentes, antes que una buena vida, medida en términos materiales y estadísticos. No es un aprendizaje menor. Quien aprende a necesitar, aprende a demandar…

"Requiero esto, no lo otro, no cualquier cosa, y lo necesito de tal manera"

Experiencia triste, *en mí*, no aprender a decir que no, a resignar, a conceder, a valorar. También desarrolla su empatía, porque quien se conecta con sus necesidades y puede discriminarlas de los deseos, está en mejores condiciones de comprender las insuficiencias de otros y acudir a ellas.

El deseo impulsa al egoísmo, oculta a los otros, salvo que sean objetos de ese deseo, ciega. Quien detecta su carestía entiende lo que es necesitar cuando mira a su alrededor…

“La voz de Ovidio, prócer de la poesía latina, lanza un desafío desde el siglo I antes de Cristo*…

"Compra lo necesario, no lo conveniente"

“Es que el taimado deseo suele vestirse de conveniencia, mientras la necesidad, aguarda”

Dr. HUGO JOSÉ NARANJO.-

 

-HUGO JOSÉ NARANJO-

“Doctorado honoris causa, Máster y MBA Nacional e International”

“Executive en Dirección de Proyectos y Empresas”

*El filósofo enamorado de la vida*

“He sido un hombre que busca y aún lo sigo siendo, ahora no indago en las estrellas ni en los libros, sino en las enseñanzas de mi sangre"

“Los lugares más oscuros del infierno están reservados para aquellos que mantienen su neutralidad en tiempos de crisis moral”

http://www.radiolacumbre.com

http://www.prisioneroenargentina.com/#!hugo-jos-naranjo/cjnn

*Prohibido cortar y pegar en la web, los ensayos, narraciones, y cartas, usando la pertenencia de mis bibliografías, según la ley 11.723, régimen legal de la propiedad intelectual, y decretos modificatorios*