Reflexión "cristiana" de la Felicidad 

Por el doctor

Francisco Bénard

La vivencia de la felicidad no siempre es total, son momentos y a veces cuando son muchos da miedo. Muchos equivocadamente creen que la felicidad es tener muchas riquezas, mucho dinero y muchas cosas materiales. Se equivocan y mucho. No hace mucho tiempo caminaba cerca donde yo vivo y veo a un joven en una silla de ruedas riéndose a carcajadas. Le pregunte si era feliz y me respondió "Si lo soy a pesar de que me gustaría caminar y no puedo hacerlo". Vi no hace mucho a una persona dormir casi sin ropas en la calle y con aspecto de no haber comido y me sonrió al verme pasar. Le pregunte porque me sonreía y me dijo que era feliz a pesar de como estaba.

 

Los políticos que nos han gobernado en Argentina y nos gobiernan todos creen que son los bienes materiales el fin y el motivo de acceso al poder. Veo con tristeza como una gran mayoría ha buscado comprarse departamentos en Puerto Madero como símbolo casi de éxito material y acceso al mundo de la felicidad. Tamaño error, son seres que tienen pocos valores espirituales y solo sustentan en esos bienes materiales el acceso a la felicidad.

 

Es importante que haya en la vida un equilibrio casi perfecto entre lo material y lo espiritual, es necesario que no se confundan las cosas por el bien de cada uno y el bien de toda la sociedad. Las ambiciones materiales y la creencia de que la felicidad de los que nos siguen es solo dinero ha llegado en muchos casos en convertir a los hijos en verdaderos delincuentes y hasta llevarlos a la prisión.

 

La verdadera felicidad se logra respetando siempre una "escala de valores" tratando de respetar un "mundo moral" porque la ética debe estar presente siempre en la conducta humana.

 

Francisco Bénard

Abogado,Periodista, Escritor y Poeta