22 de Marzo de año 2016


Reinicio Huelga de Hambre


Peso: 96.000
Presión arterial: 160-90
Oxígeno en sangre: 98
Ritmo cardíaco: 70

Conocida la resolución de la juez subrogante Mirta Susana Filipuzzi, rubricada por su secretario Leandro Massari, escribo esta nota realmente impactado luego de escuchar a través de la línea telefónica llorar desconsoladamente a mi esposa. Ella, con mucha ilusión, tenía todo preparado para reencontrarnos en la intimidad amigable de nuestro hogar y así poder celebrar y olvidar -aunque sea por algunas horas- esta real pesadilla que nos arrastra y tritura día a día. Siempre, cuando yo me ausentaba, por trabajo o viajes, casi como una tradición, ella colocaba una luz en alguna ventana que diera a la calle para que yo encontrara el camino de regreso a casa.


"Hoy lo sigue haciendo en una ventana de la cocina. A pesar de todo y de todos"


Mientras, yo estoy a disposición de "Gente" que lleva a delante una "Política de Estado" digna de Maquiavelo, en donde nada está regido por las normas de ética y la administración de real justicia. Para ello cuentan con el silencio cómplice de los restantes poderes del Estado, la Iglesia y los Medios Periodísticos. Ante todo esto, no hay conducta legal y digna con que se les pueda hacer frente. De esta manera, como mitológicas arpías, clavaron sus poderosas garras en nosotros -juez tras juez que subroga, sigue avalando acciones ilegales y chapuceras a mas y mejor. sea uno culpable o inocente-. A ellos les da igual.


Claudio Kussman
PrisioneroEnArgentina.com