Un homenaje cuyos propios impulsores contaminan

 

El día miércoles en el Honorable Concejo Deliberante de Morón se llevó adelante una Sesión Especial "30 mil motivos", en donde se rindió homenaje a 24 desaparecidos durante el último gobierno de facto. El mismo alcanzó también a sus familiares.

Fueron parte de esta sesión los distintos bloques políticos, exceptuando el bloque de Cambiemos que integra el concejal Ramiro Tagliaferro, Intendente electo.

La controversia por su ausencia se acrecentó cuando se difundió en las redes sociales una fotografía de una significativa carta pegada en la puerta de la oficina del concejal de Cambiemos.

Aquellos que continúan sosteniendo el número treinta mil en referencia a personas desaparecidas contribuyen con la desorientación de nuevas generaciones. Treinta mil no es un símbolo, porque la diferencia entre siete mil desaparecidos y los treinta mil pregonados establece un desfasaje de veintitrés mil amigos imaginarios con las cuales alguien ha lucrado. Treinta mil no es un símbolo ya que desmerece la memoria de las verdaderas víctimas. Sería saludable dejar de incluir a aquellos que por impericia murieron bajo sus propios artefactos explosivos o a quienes atentaron contra instituciones o un gobierno democrático que -se estuviera en desacuerdo o no- había sido elegido por el pueblo. Continuar aferrándose a esta mentira es seguir desprestigiándonos como pueblo ante la historia, insultar la inteligencia de quienes piensan por sí mismos y  desacreditar las acciones de ciudadanos que cayeron sin utilizar la violencia por portar ideas diferentes.

 

Fabian Kussman

PrisioneroEnArgentina.com

Dec 05, 2015