Enero 14, 2016

Terrorismo alrededor del Planeta Azul

 

Lo que algunos saludan en el pasado, es hoy condenado en varios países del mundo libre. Una serie de atentados que siembran el terror y la tristeza recorren el globo. Isis, una vez más, reclama estas aborrecibles acciones como propias.

 

El ataque en Filadelfia

El hombre acusado de atacar a un policía de Filadelfia manifestó que realizó el acto "en nombre del Islam", según dijo el capitán de de la división homicidios de la policía de Filadelfia, James Clark. Además mencionó que el sospechoso indicó que prometió su fidelidad al Estado Islámico, también conocido como ISIS.

El capitán James Clarke le confirmó a los medios de comunicación que el sospechoso dijo específicamente “yo sigo a Allah. Prometo mi lealtad al Estado Islámico y es por eso que lo hice”, al confesar que disparó contra un oficial de policía de Filadelfia.

Un ciudadano americano -apoyándose en sus ideas de simpatía hacia ISIS- se aproximó pistola en manos descerrajando nueve disparos y luego otra serie de cuatro en dirección a un oficial de policía en Filadelfia, impactando en tres oportunidades en su hombro. Pese a los impactos, el policía pudo salir del patrullero donde se encontraba y luego de pedir ayuda, se plegó a la caza del atacante. Este fue capturado minutos más tarde.

Un oficial dijo que el tirador que atacó el policía llevaba puesto un vestido largo originario de la península Árabe y otros países de la región.

Los investigadores dicen que ellos no han hablado con el policía herido para obtener su versión de los hechos.  El oficial debe ser sometido a varias cirugías y aún está sedado.

El policía tiene un codo roto, su arteria braquial fue impactada y los vasos sanguíneos y los nervios del brazo dañados.

Tanto la policía como el Departamento de Seguridad Nacional y el FBI ejecutan órdenes de allanamiento en la casa del sospechoso, afirmaron las autoridades.

El comisionado de Filadelia Richard Ross dijo que el sospechoso es un hombre de 30 años de edad, originario de Yaedon, Pensilvania.

Ross agregó que el arma usada por el atacante había sido robada de la policía.

Este viernes, un oficial de policía de Filadelfia uniformado recibió tres disparos mientras estaba en su patrulla, en un aparente caso de tentativa de asesinato, según le dijo a CNN un funcionario policial.

El hombre armado disparó en 13 oportunidades con una pistola semiautomática, impactando el brazo del oficial tres veces, dijo la fuente.

El oficial herido fue capaz de regresar los disparos y el sospechoso fue tomado en custodia. Un arma 9 milímetros fue recuperada, dijo la fuente.

La policía de Filadelfia, en su cuenta verificada de Twitter, agradeció "las muestras de apoyo de nuestro valiente oficial, Jesse Hartett".

"Por favor téngalo en sus pensamientos y oraciones mientras se recupera", añadió la policía.

El comisionado de la policía de Filadelfia Richard Ross le dijo a la afiliada de CNN, KYW, que las imágenes de este caso son "aterradoras".

"Sólo tengo que decirles esto: cuando ves este video —tenemos un video que capturó el momento— es una de las cosas más aterradoras que he visto. Es decir, este hombre trató de ejecutar a un oficial de policía".

"El oficial de policía no sabía que esto iba a pasar. Es increíble que él esté vivo", dijo él. "Fue herido tres veces en el brazo izquierdo, por lo menos se partió un brazo, un daño significativo a sus nervios. Afortunadamente él está bien".

Jim Kenney, alcalde de Filadelfia, le dijo a la KYW que está feliz de que el agente esté bien. "Hay muchas armas, muchas armas en las calles y creo que nuestro gobierno nacional debe hacer algo al respecto".

 

Turquía

En otro cobarde y cruel ataque, al menos diez personas -ocho de ellas turistas alemanes- murieron en un ataque llevado a cabo por un militante suicida de Estado Islámico este martes 12 de enero en la plaza del Sultán Ahmet de Estambul, en Turquía. Quince más resultaron heridas.

Así lo confirmaron tanto el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, como el primer ministro, Ahmet Davutoglu.

Según las autoridades, un atacante suicida de origen sirio accionó los explosivos hacia las 10:00 de la mañana hora local, en una zona céntrica y turística.

Un carnet de identidad encontrado en el lugar de la explosión, entre restos humanos, sugiere que tenía 28 años, añadió el viceprimer ministro, Bülent Arinç.

La agencia de noticias turca Dogan informó que entre los heridos hay al menos seis alemanes, un noruego y un peruano.

La canciller Angela Merkel conformó el fallecimiento de ocho de sus conciudadanos.

La oficina del gobernador señaló que están investigando qué tipo de explosivo fue el utilizado.

El primer ministro turco, Ahmet Davutoğlu, convocó una reunión por emergencia de seguridad.

Los testigos dijeron haber escuchado un fuerte estallido, y que se vio a la policía y a varias ambulancias llegar a la escena.

Los propietarios de varias tiendas vieron una gran bola de fuego tras el estruendo. El área fue evacuada y acordonada, aunque para el mediodía ya se había restablecido el tráfico.

Las autoridades destinaron a la zona a 500 policías y varios helicópteros están sobrevolando la zona,

Turquía fue el blanco de dos ataques con bomba el año pasado. En una de ellas, llevada a cabo en julio por un atacante suicida del grupo autodenominado Estado Islámico en Suruc, cerca de la frontera con Siria, fallecieron 30 personas.

Y los muertos fueron un centenar en octubre, en un ataque contra la estación principal de Ankara, la capital turca.

Fue el más funesto ataque registrado contra Turquía.

La fiscalía señaló que fue llevado a cabo por una célula local de Estado Islámico.

Y un grupo de extrema izquierda también realizó ataques esporádicos en Estambul, recuerda el corresponsal de la BBC Mark Lowen.

Mientras, la violencia se ha disparado entre las fuerzas turcas y los militantes kurdos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) en el sureste del país, desde que se rompiera el alto el fuego en noviembre.

Durante décadas el PKK ha luchado por lograr la autonomía kurda. Pero ahora se ha convertido en un elemento clave en el combate contra Estado Islámico.

"El PKK no es distinto a Estado Islámico o cualquier otra sigla", dijo el presidente turco, Recep Tayyip Erdogan, en la conferencia de prensa.

Añadió que todos ellos "son grupos terroristas" a los que Turquía ha combatido con total determinación.

"¿Hay algún país en el mundo que los haya combatido con más determinación?", preguntó.

 

Jakarta

En otro ataque en el que se sospecha la mano oscura del grupo ISIS, al menos siete personas han muerto tras un ataque con explosivos este jueves a mediodía, hora local, en el centro de Jakarta. La Policía precisó que en el ataque participaron entre 10 y 14 hombres armados, dos de los cuales habría fallecido tras detonar los explosivos adheridos a su cuerpo.

La primera deflagración se produjo en un puesto de policía, donde gracias a filmaciones y fotografías se puede apreciar el cuerpo de al menos un oficial postrado en el asfalto. Tras el estallido se inició un intenso tiroteo seguido por más explosiones. Los disparos alcanzaron a varias personas, por lo que el número de víctimas podría aumentar.

La Policía anunció que al menos cuatro atacantes habían sido abatidos. La Policía acordonó las calles aledañas al centro comercial Sarinah, escenario del ataque, en el barrio de Jalan Thamrin, cercano al palacio presidencial y a oficinas de la ONU. La zona tiene varios negocios occidentales y cadenas de comidas como Pizza Hut y Starbucks, lugar donde tuvo lugar una de las explosiones. Fuerzas especiales del Ejército se desplegaron en la zona.

Las autoridades pidieron a los residentes del área que se mantuvieran en sus domicilios y se alejasen de las ventanas. Indonesia permanecía en alerta por posibles ataques contra las autoridades locales y lugares frecuentados por extranjeros. Luego de unas horas las autoridades dieron por controlada la situación.

El presidente de Indonesia, Joko Widodo, condenó los ataques con explosivos seguidos de un tiroteo en Yakarta, en el que han muerto al menos seis personas, e instó a perseguir a los culpables.

"Condenamos los ataques. Perseguiremos y atraparemos a esos hombres y su red", declaró Widodo, según recogen medios locales. El presidente llama "actos de terrorismo" a los incidentes e insta a los indonesios no especular sobre quién está detrás de los ataques.

El país islámico más poblado y donde los musulmanes componen el 88% de sus 250 millones de habitantes, Indonesia ha sufrido varios ataques perpetrados por radicales islamistas. El ataque de mayor envergadura se registró en 2002 en la turística isla de Bali, y causó 202 muertos.

 

PrisioneroEnArgentina.com