La política argentina es un gran circo

Cuando uno va a un “circo” de verdad se encuentra con graciosos personajes, animales de todo tipo y suele divertirse por lo general. La política argentina es tambien un “circo” pero esta ya muy lejos de divertirnos a los argentinos, de ver el mismo espectaculo repetido, en esta democracia que supimos conseguir y malograda por el triste espectaculo que nos dan la mayoría de sus protagonistas.Caminando ayer por las calles de Buenos Aires veo a un importante numero de jovenes limpiando paredes, postes de alumbrado, retirando cuanto papel pegado encontraran en el camino.Sigo transitando las calles y me encuentro con otro grupo de jovenes pegando carteles y/o afiches como siempre “insultantes y mentirosos” tratando de destruir al rival político con artimañas propias de quienes no demuestren tener altura para representarnos. Como en el “circo” al que solíamos ir de chicos, todos los dias vivimos casi lo mismo y no sabemos si reir o llorar. El hombre del circo al que llamamos “circense” hace todo su trabajo con amor y alli esta para darnos a todos lo mejor de si. Los protagonistas del “circo de la politica” son casi siempre los mismos, solo basta ver las fotos del pasado y recordar. Lejos de hacernos reir, de hacernos felices, nos dan lastima. En el “circo” uno va a divertirse, a olvidarse de los problemas que pueda tener. En el escenario político del “circo argentino” ya nos aburrieron, por eso queremos un gran cambio en sus ´protagonistas. Queremos que nos traten de otra manera y que no nos consideren como si fueramos unos verdaderos estupidos e ignorantes. Actúan por lo general sin demostrar otra cosa que lo unico que les importa son los “mangos” que van a cobrar por las entradas y/o votos que pueda lograr cada partido en las elecciones y/o por los dineros publicos que van a administrar. La política con “mayusculas” es otra cosa. Es algo muy importante y lamentablemente no se dan cuenta.Realmente me dan lástima y estoy seguro que no soy el único que piensa igual que yo.No hay que “degradar” a la política porque es una cosa muy importante.

Dr. Francisco Bénard

Abogado y Periodista

La Columna de Francisco Bénard