Mi relación con la Virgen de San Nicolás

He visitado a la Virgen de San Nicolas en muchas ocasiones, casi para pedirle que me orientara o me aconsejara sobre decisiones importantes que he tenido que asumir en mi vida. En el año 1991 antes de viajar a Ciudad del Cabo (Sudáfrica) la visite y luego partí con mi familia a lo que se conoce como "El Cabo de la Buena Esperanza". Mi objetivo fue procurar que mi segunda Patria decidiera buscar una apertura al incipiente Mercosur. Investigue allí los alcances del Gondwana en un mundo globalizado, la apertura a Sudámerica teniendo presente que Sudáfrica es la puerta de acceso al Africa Austral.Debo confesar que todo cuanto yo deseaba se cumplió.El apoyo de los medios de prensa fue enorme, tanto en los diarios afrikaners como en los diarios de habla inglesa.Todos coincidían en decir que el Dr. Francisco Bénard era "Un puente entre el Africa y Sudámerica". Un día releyendo un librito de la Virgen de San Nicolas leo que el 19/11/82 la Virgen le dice a Gladys Motta "Tu eres mi puente" . Confieso que sentí escalofríos porque yo nací un 19/11/47. Creí que hasta era un mensaje para mí, quizas exagere pero fue así.

 

De esta manera decidí viajar a Ciudad del Cabo con dos imagenes de la Virgen  bendecidas en la Iglesia de la Buena Esperanza en Puerto Madero que pertenece a la Prefectura Naval Argentina. Las imagenes parecían estar contentas del viaje que iniciarían, un  viaje de "Esperanza y de.Paz". Para los que no conocen Sudáfrica ese país vecino nuestro que se halla unido por el Atlántico Sur vivio momentos drámaticos y díficiles durante la Guerra Fría , en el que los blancos se peleaban con las personas de color, lo que yo llamo mis "queridos negritos" y también los mestizos e hindues. Fueron años inciertos en los que muchos blancos quisieron emigra porque temían que el nuevo poder que era Nelson Mandela tomara represalias despues de haber estado preso durante 27 años. Nada de eso ocurrio, muchos se fueron del país pero muy pronto regresaron porque se dieron cuenta que la Nueva Sudáfrica era para todos sin excepción. Las Virgenes fueron entregadas en dos colegios multirraciales donde estudiaban mis hijas y mi único hijo Francisco. La entrega de las Virgenes fueron muy emocionantes. Quedaron en las dos Iglesias del Springfield Convent y en  el St. Joseph school en Rondebosch.

 

Creo que hay que confiar siempre en la Virgen porque es la "madre de Dios" y todo lo puede.

 

El 26/12/2015 decidi viajar a San Nicolas para contarle a la Sra.Gladys Motta porque las Imagenes están en el Africa. No pude hablar con ella porque no sale de su casa muy a menudo. Hice un buen sobre con toda la documentación y le regale un librito muy chiquito pero que yo quiero y mucho."Un Viaje a San Martin de los Andes" que relata un viaje que hice con Francisco IV para unas Navidades inolvidables. Es muy chiquito pero hago reflexiones muy profundas sobre mi relación con Dios en la belleza de la naturaleza. Digo si Ud. no cree en Dios lo invito a San Martin de los Andes para que se de cuenta que Dios existe de verdad. Dios es Dios  y la Virgen María es la Virgen María.

 

Nunca he mencionado mucho un tema que nos ocurrio a mi y a mi Señora en el año 1976 cuando sujetos encapuchados ingresaron a nuestro departamento de la calle Santa Fe y Anchorena. Mi mujer trato de escaparse y se cayo o la tiraron no se puede precisar muy bien, cayo al vacío desde un cuarto piso en caída libre y sentada. Nadie lo puede precisar bien. Yo estaba totalmente en estado de shock y por otro lado se me hizo entrar en una cocina con un revolver en la cabeza. Estuvo grave pero supero las graves heridas sufrida y el gran milagro ademas de salvar su vida fue haber podido tener tres hijos maravillosos y ahora tenemos seis nietos divinos, que juegan al futbol en nuestro departamento llenos de alegría. Somos inmensamente felices. Gracias a la Virgen, gracias a Dios por habernos ayudado tanto. La vida tiene estas cosas a veces tristes pero tambien nos da muchas alegrías.

 

Francisco Bénard

Carta al General Manuel Belgrano

General de las grandes batallas, de las grandes victorias, creador de la bandera celeste y blanca, más allá de todo te admiramos como hombre. En estos tiempos de crisis moral en la Argentina, en estos tiempos en que nombran algún ministro rápidamente, la gente se pregunta  cuanto ganan en blanco y cuanto en negro.

 

Tú, general de la bandera celeste y blanca al morir tuviste que sacar de tu bolsillo tu reloj de oro para pagarle a tu médico personal. Que difícil es olvidarte.

 

franciscoambenard@gmail.com