EL ACTUAL Y COMPLEJO TABLERO ESTRATÉGICO DEL GRAN MEDIO ORIENTE.

30 de Octubre de 2015.

 

               …“la Paz finalmente no es más que un estado

               excepcional en la sociedad”. 1.

                                                                            Freund, Julián.

 

  • Introducción.

  • La escalada del “D” hacia el Califato.

  • El escenario de la guerra y sus actores.

  • El trilema a resolver.

  • Algunas consideraciones, a fines de Octubre de 2015.

  • Probable evolución de la situación estratégica.

  • En síntesis.

 

General Heriberto Justo Auel

  • Introducción.

Para la mayoría de los estrategas teóricos los hechos del 11Sep01 dieron comienzo a una nueva guerra mundial, momentáneamente designada como “Contraterrorista Global” -GMCTG-. Han transcurrido catorce años y su evolución nos llama la atención por los cambios acelerados que se han producido en su intimidad, ya fuere en su taxonomía, espacios y actores, con el agregado de una dinámica de expansión notable, si bien sabíamos -desde su iniciación- que su metástasis carecía de límites geográficos.

Esta guerra mundial acompañaba a la globalización planetaria posguerra fría, originada e impulsada por la presente etapa de la “Civilización del Conocimiento”. Lo notable es que semejante drama es aún desconocido por la gran mayoría de nuestros conciudadanos y no tiene tratamiento por parte de la dirigencia política y la gran prensa.

Nuestro IEEBA vio la necesidad inmediata -en el 2001- de alertar a la dirigencia argentina acerca de estos nuevos y singulares acontecimientos que catalizaron a la evolución de la situación estratégica y política internacional y sorprendían -una vez más- a nuestro Estado Nacional, que somatiza sus gravísimas carencias conceptuales y orgánicas, originadas en una legislación de Seguridad Nacional, perversa e inédita, fruto de nuestras guerras recientes. 2, 3 y 4.

Había -además- otras razones para alertar a nuestra ciudadanía:

  • Se había iniciado la segunda guerra mundial en ambiente QBN y en ésta no había disuasión posible -como sí la hubo en la anterior, la guerra fría-. Una explosión nuclear es hoy probable también en nuestro país, en cualquier momento, pues el enemigo de Occidente que se inmola, demuestra que desprecia a la vida y, como tiene libertad de acción, elegirá el espacio geográfico y la oportunidad que más le convenga, según sus objetivos inmediatos.

  • Si bien es cierto que gran parte de nuestra dirigencia ignora lo más elementales sucesos internacionales -o bien simula ignorarlos- en particular a los de naturaleza polemológica, también es cierto que algunos privilegian sus prejuicios ideológicos sobre los intereses vitales de la nación, o bien -y esto es muy grave- ya están comprometidos, por razones inconfesables, con algún sector del complejo y nuevo enemigo de Occidente.

Cuando hace cinco años -2010- se iniciaba en el Magreb -Túnez- la “Primavera Árabe”, el pensamiento lineal occidental la apoyó, pues se veía en ella la “democratización” de las sociedades árabes. Quienes habíamos recorrido el Norte de África y el Gran Medio Oriente -en el pasado- y conocíamos “in situ” la cultura política de estos países, advertíamos que habría reacciones muy difíciles de controlar, pues se afectaba un equilibrio extremadamente sensible.

Los equilibrios sectarios internos, en casi todos los Estados de la región eran sostenidos por Jefes que los habían logrado y retenido luego de largos conflictos sangrientos. Tal el caso de Iraq. Subsistía, con mayor o menor intensidad la tradición tribal, aun en los Estados seculares que habían ingresado a “cierta modernidad”. Imponer formas de representación y participación tomadas del modelo europeo o americano, de hoy para mañana, no tendría allí consenso. Pero además, se removía el antiguo avispero de las sectas islamistas, en secular oposición violenta.

“La raíz del terrorismo “global” se encuentra en su ideología y es crítico comprender al fe­nómeno para poder propiciar su derrota. Aunque las claves del discurso terrorista sean religiosas, sus planteamientos son necesaria e invariable­mente políticos. Aún es más, como no existe ni unidad de doctrina ni de jerarquía en el mundo islámico, los debates teológicos (y teólogos son los que generan la doctrina yihadista) no tienen una solución que deba ser aceptada por todas las partes, por lo que estos debates hasta cierto punto, son estériles.

 Como ejemplo de ello tenemos a los grupos Daesh -D- y Al Qaeda -AQ-. El gru­po terrorista D surge de AQ, con el que comparte elementos comunes, si bien difiere en el modelo estratégico, centrado en su caso en la implantación geográfica del califato, la lucha insurgente contra el enemigo cercano y la implementación integral de la Sharía, que asocia a una narrativa apocalíptica. AQ, más posibilista, plantea su lucha en clave terrorista y centrada sobre el enemigo lejano, junto a un uso más moderado de la violencia. Ambos comparten fines, pero les enfren­tan los medios” 5. (Las negritas son nuestras).

 

En la presente guerra mundial no se ha registrado una sola guerra “convencional pura” desde la invasión rusa a Georgia, en el año 2008. Actualmente más de 30 países -entre los que se encuentran Afganistán, Colombia, Irak, Israel, Malí, México, Nigeria, Pakistán, Siria, Somalia y Ucrania- están combatiendo contra enemigos “internos” que utilizan tácticas guerrilleras, ­insurgentes y terroristas. A modo de ejemplo, en la guerra civil siria -en la que participan agentes estatales y no estatales- ya han muerto más de 250.000 personas.

Frente a dicha situación, ¿ha reaccionado la dirigencia política argentina? ¿Se ha apercibido que la vigente legislación de Seguridad Nacional es el primer impedimento para entender y atender a los riesgos estratégicos presentes? No. No lo hizo. Está paralizada frente al muro de la política de los derechos humanos unidireccionados, que reemplazó a la Política de Defensa Nacional y la dirigente más frontal y verborrágica le llama JP a la pseudo-revolución neo marxista que buscará su continuidad en el poder el 22 Nov 15. No hay peor ciego que el que no quiere ver y no hay miedo en los dirigentes. Miedo tenemos todos. Hay cobardía o compromiso con algún sector del complejo agresor internacional e interno.

Sobre el actual cuadro de situación geopolítico mundial actúa la internacional yihadista. En ella tuvo su apogeo AQ -en el lustro 1998-2003- con el liderazgo indiscutible de Bin Laden, que consideraba su actividad terrorista como preludio de un califato que no esperaba ver en vida. La organización fun­cionaba y funciona como una red de células autónomas,  dispersas geo­gráficamente por todo el globo, alcanzando un gran protagonismo en la región del Gran Oriente Medio y en la sahelo-sahariana.

Ahora surgió otro importante actor, el D, que le ha quitado el liderazgo a AQ. En el Gran Oriente Medio se puede producir un gran vuelco geoestratégico -en razón de su débil estabilidad-  como consecuencia de la actuación del nuevo actor que, des­de fines de junio de 2014 ha establecido un califato en partes de Siria e Irak -como entidad política que pretende gobernar a la comunidad musulmana mundial, cometiendo para ello todo tipo de atrocidades 6.

A pesar de la formación de una Coalición Internacional -contra dicha irrupción- liderada por EEUU -con 64 países-,  no han existido claros resultados a lo largo de un año y medio de bombardeos aéreos y consecuentemente se está rompiendo el orden político establecido por Occidente en esa región, hace una centuria. Esta “morosidad” de la Coalición, dio lugar a la intervención de Putin -y con ella a una sorpresiva reaparición rusa en las arenas internacionales-. De inmediato se encolumnaron tras Rusia, China e Irán. Esta situación será materia a tratar más adelante.

 

2) La escalada del D hacia el Califato 7.

La citada Coalición estableció su Cuartel General en Bagdad bajo el comando del Grl John Allen -EEUU-. Su acción, según expresiones del Jefe del D -Abu Bakr Al Baghdadi- provocó la muerte de algunos de sus cabecillas, enfervorizó la reacción yihadista y “han hecho entrar en erupción los volcanes de la yihad en todas partes”.

El 31 Dic 14 Allen inició sus actividades con la misión de organizar e instruir 5000 reclutas cada seis semanas, hasta alcanzar 24.000 efectivos: -9 Brigadas iraquíes y tres kurdas-. Mientras tanto el D avanzaba con la 1ra etapa -mencionada en el libro “El Manejo del Salvajismo” 8 -en Yemen, Libia, Túnez, Arabia Saudita y Turquía-, con graves atentados que cumplían con el objetivo de mostrar su poderío.

El 11 Feb 15 Obama solicitó autorización al Capitolio para luchar contra el D, auto limitándose en el empleo de “fuerzas terrestres en tiempo prolongado” y solo por un período máximo, no mayor a tres años. Éste eventual empleo es el que corre hoy el riego de “confrontación” con la infantería de marina rusa, que ya se encuentra en el teatro de operaciones. Paso a paso, la escalada se dio a través de los siguientes sucesos:

El 15 May 15 Obama se reunió en Camp David con el G5+1 -el CSONU+Alemania- para tratar el acuerdo nuclear con Irán, el terrorismo global y la situación de los Estados Fallidos -Yemen, Siria, Iraq y Libia-.

El 20 Jul 15 el D controló la autopista que conecta el NO con el SE de Siria y la ciudad de Homs, con lo cual se bloqueó el ingreso del Hezbollah desde El Líbano.

El 25 Jul 15 los rebeldes sunitas de Al-Nusrah se unieron al D, ocupando la frontera O y S con El Líbano, lo que hizo reaccionar a Israel con el incremento de su alistamiento en ese frente. El nuevo Ministro de Defensa israelí -Moshe Yalom-, logró reorganizar sus divisiones dividiéndolas en “territoriales” -para operar en las fronteras- y “multi-función”  -para operar donde fuere necesario-.

El 26 Jul 15 el presidente sirio hizo conocer por TV la siguiente situación: el Ejército Sirio perdió el 50% de sus efectivos -por deserciones y en combate- reduciéndose a 150.000 hombres. El gobierno resolvió concentrarse sobre los objetivos que podía controlar a lo largo de la costa mediterránea -18% del total del territorio-. Esa franja se correspondía con “el hogar alawita”-al que pertenece Bashar al-Assad- y contiene a los puertos de Tartus y Latakia y además retuvo a los principales distritos de Damasco, la ciudad capital.

El 27 Jul 15 EEUU y Turquía acordaron el apoyo aéreo americano para los “rebeldes sirios” que combaten contra el gobierno de al-Assad y para las fuerzas turcas que atacan al D y a los kurdos, siendo estos a su vez enemigos del D. La coalición nunca informó de este acuerdo al gobierno sirio. El objetivo de la operación era el de sellar la frontera S de Turquía, en un frente de 96 Kms y así evitar el ingreso de refuerzos al D, e impedir la salida de desplazados y refugiados en fuga hacia el N.