top of page

Search Results

1351 items found for ""

  • Entrevista al Coronel Macedra | kussman

    Setiembre 18, 2016 Entrevista al Coronel Carlos Macedra Carlos T. Macedra "Hay notorias diferencias entre lo que sucedió y lo que se vuelca en los expedientes de la corte"

  • Nelson Castro y las preventivas | kussman

    Share Prisiones preventivas y otras pestes: Más sorpresas para Nelson Castro “El 13 de abril vi y escuché cómo el señor Nelson Castro se asombraba de la prisión preventiva de dos años y dos meses que tuvo que cumplir Leonado Fariña sin que todavía haya ido a juicio” -comienza un email que recorre internet, escrito por María Giovani, quién -sospecho- no mostrará estupefacción, si tristeza e impotencia. Con certeza, esta dama le informa al periodista Nelson Castro sobre casos que han alcanzado -en oportunidades, superado- la barrera de los seis años en prisión preventiva. ¡Oh, sorpresa, señor Castro! Se trata de ex uniformados, casi todos mayores de setenta años, abandonados por la justicia argentina. Intentando complementar esta ilustración que despertará el alarmo de Castro, volvemos a presentar una lista confeccionada en junio del año 2015. En la misma, prisioneros alojados en el penal de Ezeiza, daban a conocer el tiempo que llevaban presos sin siquiera recibir la visita de un juez -responsable por ley de la situación de los detenidos y a dejarse ver por estos al menos una vez cada seis meses-. TIEMPO SIN SER ENTREVISTADOS POR UN JUEZ Comisario Inspector Policía Pcia. Bs. Aires - D.M.- SEIS AÑOS Comisario Inspector Policía Pcia. Bs. Aires - J.G. - TRES AÑOS Comisario Inspector Policía Pcia. Bs. Aires - M.G.K. - UN AÑO Y MEDIO Comisario Inspector Policía Pcia. Bs. Aires- Francisco Manzanares - CINCO AÑOS Y MEDIO Comisario Inspector Policía Pcia. Bs. Aires- N.N. - CINCO AÑOS Y MEDIO Comisario General Policía Pcia. Bs. Aires - Carlos García - NUEVE AÑOS. Teniente Coronel - R.P. - CINCO AÑOS Y MEDIO Teniente Coronel - A.P. - CINCO AÑOS Detenido civil - N.N.- CUATRO AÑOS Inspector General Servicio Penitenciario Pcia.Bs. Aires - N.N. - NUEVE AÑOS Inspector General Servicio Penitenciario Pcia. Bs. Aires - Víctor Ríos - NUEVE AÑOS Inspector Mayor Servicio Penitenciario Pcia. Bs. Aires - Pedro Guerrero - SIETE AÑOS Prefecto Mayor Servicio Penitenciario Pcia. Bs. Aires - I.M.- CINCO AÑOS LOS ENTREVISTADOS TUVIERON LA OPCIÓN DE FIGURAR, CON SU NOMBRE COMPLETO, SUS INICIALES O COMO N.N. Esta lista fue confeccionada en junio, 2015 PrisioneroEnArgentina.com

  • Juicio Politico al abolicionismo penal | kussman

    Share JUICIO POLÍTICO AL ABOLICIONISMO PENAL Escribe Dr. Marcelo Carlos Romero Gran parte de la comunidad argentina ha comenzado a agraviarse frente a determinados fallos judiciales carentes de sentido común, alejados de la lógica, la sana crítica y el razonamiento fundado. Reñidos con las más básicas normas morales y éticas. La corporación política, los aspirantes a integrarla y ciertos "doctrinarios arrepentidos" sacan número para pedir la cabeza de los magistrados firmantes de estos fallos y “descubren” -treinte años después- que la pseudo-doctrina foránea y berreta conocida como abolicionismo penal, ha perturbado severamente el juicio crítico de los funcionarios que deben impartir Justicia en nuestro país. La prensa especializada dedica horas y horas a la difusión de las sentencias y al debate entre especialistas. Hasta los propios estudiantes de Derecho, tal vez sospechando que han sido engañados, están comenzado a dudar de las “verdades reveladas” con las que habían sido adoctrinados durante todos estos años. Aunque extremadamente tardío, es un buen comienzo… Pero, ¿qué hemos hecho en estas últimas tres décadas? Aplaudir como bobos las frases inintelegibles -construídas con palabras inventadas- de los gurúes locales del abolicionismo vernáculo. Adorar a su máximo exponente y posicionarlo en la categoría de semi-dios del Derecho Penal Argentino. Hacer cola para conseguir una estampita de Michel Foucault, de Thomas Mathiesen, de Nils Christie, de Louk Hulsman, de Raúl Zaffaroni… Instalar obligatoriamente, como si se trataran de la Tablas de Moisés, en Facultades de Derecho, Institutos de Post-grado, Consejos de la Magistratura, etc., los ridículos postulados que consideran al “delito” como una “creación política”. Que el proceso penal es una farsa de los poderosos, quienes le quitaron a los particulares el “conflicto” y la posibilidad de resolverlo entre ellos. Que la cárcel “no sirve para nada”. Que el Estado no está “legitimado” para imponer penas. Que la pena es otro “hecho político” para llenar de pobres e indigentes las “agencias” policiales y penitenciarias, para “saciar” las ansiedades de las clases dominantes frente a la “sensación de inseguridad”… Entre otras sandeces. ¿los delincuentes? brindando con champán, claro. Mientras tanto, los escasos “rebeldes” que quedábamos frente al nuevo catecismo laico-jurídico, éramos etiquetados como “dinosaurios”, “neo-punitivistas” o simplemente, “fachos”… El rótulo preferido de los progres para evitar la discusión de ideas. Ahora, un soplo de aire fresco está ingresando. El abolicionismo penal, finalmente, está en tela de juicio. Era necesario. Sobre todo luego de tanta necedad asfixiante. Marcelo Carlos Romero es Fiscal del Ministerio Público y Miembro de Usina de Justicia

  • Triciclo | kussman

    TRIBUTO A MIS INOLVIDABLES AMIGOS DEL TRICICLO MI EX LUGAR EN EL MUNDO Oscurece en la cárcel 31 del Servicio Penitenciario Federal. Desde el patio, rodeado por altas paredes y alambrados de púas, trato de adivinar hacia donde queda mi ex lugar en el mundo. Ese lugar era hasta hace pocos meses la calle Salta al 2279 de Olivos, y como está en la Argentina, país al que ya no quiero pertenecer, me refiero al mismo como “ex”. Allí conocí a mis 2 primeros amigos en la vida. Son mis amigos “del triciclo”, como nos calificó la esposa de uno de ellos, ya que teníamos entre 3 y 5 años cuando comenzó nuestra relación, que como premio de la vida perdura hasta hoy. En esa época justamente nos movilizábamos en triciclos. Siendo vecinos, nuestras respectivas casas, tenían otra de por medio. MIS AMIGOS NO PUEDEN TENER NOMBRE EN ESTE ESPACIO No puedo nombrarlos, el viceministro de defensa de la nación Alfredo Forti prometió que “vendrán por nuestras familias, hijos, nietos y amigos”. Eso y tantos años de amistad profundiza aún más mi afecto por ellos. Son muchos años que nada ni nadie nunca podrá borrar. Transitamos la vida siempre en contacto, ellos como empresarios, yo como policía, mientras se agregaban esposas, hijos y nietos. Nuestras madres también eran amigas entre sí. Ellas y todos nuestros mayores fueron desapareciendo debido al tiempo biológico que transcurrió inexorablemente. Hoy quedamos nosotros tres. LA MAGIA Cada vez que nos juntamos se enciende la magia y estemos donde estemos, caminando, cenando o tomando un café, volvemos a la infancia y la adolescencia. Entre nosotros no ha habido cambio físico alguno, ya que no lo vemos. Estamos iguales, aunque la gente tampoco lo vea y crea que somos 3 personas mayores. Somos los mismos que armábamos una tarima sobre la calle Salta y vendíamos nuestros “Comic”(Revistas de caricaturas) para agasajar a nuestras madres con Coca Cola (en botellas de vidrio pequeñas) y panchos. Somos los mismos que raudamente bajábamos por la, para nosotros, muy empinada barranca de la calle Salta entre Corrientes y Marconi, en patines, carritos de rulemanes, o bicicleta. Somos los mismos que escalábamos muy alto a los postes telefónicos, desde donde escupíamos a más y mejor. LA GUERRA Somos los mismos que cuando llegaba la temporada en que los árboles de naranjas amargas existentes en las veredas, daban sus frutos, al grito de -guerra de naranjas- nos trepábamos a ellos, arrancábamos varias y entre risas imparables, entonces sí -sálvese quien pueda. La guerra era contra el resto de chicos y chicas del barrio cuando estaban a mano. Somos los mismos que teníamos un silbido clave para llamarnos y juntarnos. PALANCHO Y BONZO LOS AMIGOS DE 4 PATAS Somos los mismos que salíamos juntos a hacer algún mandado de varias cuadras, hasta la avenida Maipú. Entonces previo espiar en la casa de Salta y Marconi, donde vivía la familia Poch abríamos la puerta de reja del jardín, dejando escapar a nuestro fiel amigo “Palancho”. Un perro negro, peludo y muy grande quien alegremente nos acompañaba en nuestro correr, luego de tocar algún timbre o fumar algún cigarrillo robado, por uno de mis amigos a su padre, y que algún transeúnte mayor nos hacia tirar, previo reto. Pero lo máximo para Palancho era las porciones- de piza que comprábamos en la vieja Pizzería Mitre y compartíamos con él. Ya conocidos en la misma uno de mis amigos –el más locuaz hasta hoy- negoció para que la porción de Palancho fuera gratis. Este muy agradecido por supuesto. Luego de las compras volvíamos todos contentos y repetíamos lo de la puerta de la casa de la familia Poch, pero a la inversa, así nuestro inolvidable amigo de 4 patas volvía a su hogar, hasta una próxima aventura con piza incluida. Hoy a través de la distancia de tantos años, me pregunto, si sus dueños habrán notado las desapariciones y apariciones misteriosas de su mascota y en ese caso que habrán pensado? La de Bonzo, un hermoso ovejero alemán, quien vivía en una casa frente a la de la familia Poch, ya es otra historia y quedará para otro día. En esos años por ser vecinos, también concurríamos al cine de la Quinta Presidencial (que solo tenía alambrado artístico y ligustrina) a ver antes que en el cine películas de Bob Hope o Jerry Lewis. Con baja inseguridad, realmente éramos libres. MISA Y 2 HOSTIAS Somos los mismos que los domingos religiosamente concurríamos a la Iglesia del Huerto de los Olivos donde nos confesábamos y comulgábamos siendo la gran proeza, cambiarse de lugar y recibir una segunda hostia, ya que el querido padre bastos era ciego. Adrenalina era simular que depositábamos dinero en la bolsita con mango de quien recogía el óbolo durante la misa. Y otras tantas “proezas” que nos impulsaban semanalmente a querer cumplir con Dios. Nuestro Cinema Paradiso, de 3 películas, estaba a 3 cuadras de la iglesia, era el Cine York, todavía en funcionamiento y está frente a la estación ferroviaria y plaza Borges. Lo habíamos conocido de la mano de nuestras abuelas. TV BLANCO Y NEGRO Somos los mismos que tarde a tarde en el único canal de TV existente, nos juntábamos a ver a Lloyd Bridges en Caza Submarina o a Broderick Crawford en “Patrulla de Caminos”, quien repetía por la radio de su auto policial, una y otra vez – 2050 llamando a Jefatura- Años después cuando yo también repetía una y otra vez un llamado similar por la radio de mi móvil, vuelta a vuelta se me representaban esas recordadas imágenes que nosotros 3 compartíamos sentados en el suelo, frente al moderno TV en blanco y negro. GANDINI DE OLIVOS Relatar otras miles de experiencias y anécdotas de cumpleaños, reyes, carnavales, kermeses y banda municipal, en la plaza frente al viejo almacén y bar Gandini, también sobreviviente al tiempo, donde seguíamos concurriendo hasta mi detención, sumarian muchas líneas a este escrito. Líneas que escritas o no, no pueden ser borradas por amenaza alguna del presente amargo que me toca vivir, junto con mi familia y el apoyo de mis amigos. Hasta mi detención periódicamente, al pasar cerca de Olivos, me desviaba en mis recorridos y volvía al lugar. Innumerables veces la llevé a mi esposa, o estando solo y finalizando el día, dejé el vehículo y caminaba algunas cuadras, procurando ver y escuchar a través del tiempo, a mis dos amigos, corriendo y saltando. Hoy no puedo dar este paseo para verlos y escucharlos nuevamente, pero igual desde la distancia se que en estos precisos momentos ellos están allí, como siempre con risas imparables y al grito de "guerra de naranjas !" Claudio Kussman Marzo 16, 2015 PrisioneroEnArgentina.com Share

  • La politica de los DD.HH. | kussman

    Share “LA POLÍTICA DE DERECHOS HUMANOS” EL MURO MÁS ALTO A SUPERAR POR EL ACTUAL GOBIERNO Grl. Heriberto Justo Auel Conferencia en el “Ateneo de la República” el 22 de Junio de 2016 Derechos Humanos y “Política de Derechos Humanos”. La “Política de Derechos Humanos” como instrumento estratégico. La sigilosa maniobra estratégica británica: de pinzas y combinada.  El brazo jurídico de la maniobra estratégica.  El brazo psico-político y psico-social de la maniobra estratégica. En Síntesis. • Derechos Humanos y “Política de Derechos Humanos”. Entender que la “política de derechos humanos” -PDH- ha sido elaborada en nuestra Patria por la democracia emergente de la Guerra del Atlántico Sur -en 1982- para defender los genuinos y verdaderos derechos humanos, en su acepción legítima, sería incurrir en un grave pecado de alta ingenuidad política. Una cosa son “los derechos humanos” y otra muy distinta es la PDH. La ONU ha definido con toda claridad lo qué debemos entender por “derechos humanos”: “Los derechos humanos son derechos inherentes a todos los seres humanos, sin distinción alguna de nacionalidad, lugar de residencia, sexo, origen nacional o étnico, color, religión, lengua, o cualquier otra condición. Todos tenemos los mismos derechos humanos, sin discriminación alguna. Estos derechos son interrelacionados, interdependientes e indivisibles”. Eduardo Luis Duhalde (1) -máximo epígono de ésta política K- nos hizo saber desde la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, qué debemos entender por PDH: “La demorada exigencia de la sociedad argentina de Memoria, Verdad y Justicia se tradujo en acciones concretas de los tres poderes del Estado (Ejecutivo, Legislativo y Judicial), fruto de la confluencia entre el compromiso político del gobierno nacional y la incansable lucha de los Organismos de Derechos Humanos contra la impunidad”. Los dos conceptos quedan así perfectamente diferenciados. El primero, abarca a “todos los seres humanos” y el segundo está dirigido exclusivamente -“con acciones concretas”- a quienes lucharon contra el terrorismo revolucionario y son señalados por los “Organismos de Derechos Humanos” como “impunes genocidas” y los acusan como criminales de “lesa humanidad”, por el “compromiso político del gobierno nacional”. El presidente de la Corte Suprema de Justicia de la Nación -CSJN- lo ha expresado reiteradamente -de otro modo-: “es una Política de Estado”. Sin embargo, no es así. Ésta fue y es la matriz de todos los “relatos”. Ha sido y es un mero “compromiso político del gobierno nacional” K, asumido al acceder al poder, habida cuenta de su extrema debilidad. Por otra parte, el Dr. Lorenzetti no está en la CSJN para hacer cumplir “políticas de estado”, sino para hacer cumplir con la Constitución Nacional. Kirchner reemplazó a la “Corte menemista” para llevar adelante, con “su” nueva Corte y “tras esta cortina de humo de la PDH” -Dr. Adolfo Vázquez dixit (2)-, el latrocinio más grande que registra nuestra historia contra las arcas del Estado Nacional Argentino. PDH y corrupción son interdependientes y paralelos, por ello si terminamos con la corrupción K, retener la PDH es no entender la razón de su existencia. El profuso e intercambiable empleo -coloquial y/o periodístico- de ambos conceptos, ha llegado a su actual uso indiferenciado -como sinónimos- y así una gran mayoría ciudadana fue llevada a la grave y peligrosa confusión interpretativa de estos términos. Cuando el Estado Nacional -con un gobierno constitucional- movilizó a las FFAA y abrió la guerra civil contrarrevolucionaria de 1974/88, lo hizo en defensa de la Constitución Nacional y ella contiene a nuestros derechos humanos, ya fueren civiles, políticos, económicos, sociales o culturales y también contiene a nuestras obligaciones o deberes. El objetivo que defendieron las FFAA en los ´70/80 fue el de preservar la Constitución Nacional -que reiteramos, contenía a nuestros derechos humanos- frente a una agresión revolucionaria conducida desde el exterior, que expresamente postulaba el cambio de la Constitución Argentina por la Cubana y con ello eliminar a nuestros derechos humanos. ¿Qué Estado o constitución comunista reconoce a nuestros derechos humanos? ¿Cómo se explica -entonces- que hoy nuestros “derechos humanos” -mimetizados equívocamente como “PDH”- estén en las manos marxistas de quienes fueron derrotados en combate, guerrilleros revolucionarios que nunca han respetado una Constitución liberal -como lo es la nuestra- y a nuestros derechos humanos, en ella contenidos? ¿Cómo se explica que gran parte de los argentinos, aun hoy, no se aperciban de semejante contradicción? Cabe explicar -consecuentemente- qué es en verdad la “PDH” y porque “nuestros derechos humanos” quedaron en manos del neo-marxismo “progresista” y del Reino Unido (RU) -en una extraña y solapada colusión totalmente ignorada- contra la débil Argentina emergente de ambas guerras, a partir del año 1984, convirtiendo a dicha “política” en el muro más alto a superar por el actual gobierno nacional. • La “PDH” como instrumento estratégico. No es una novedad que los derechos humanos, instrumentados como política o estrategia, han sido empleados recientemente en el amplio espectro de las guerras de la “tercera especie” o de “cuarta/quinta generación” (3). Reagan y SS Juan Pablo II lo hicieron, logrando la implosión de la URSS sin abrir el fuego. Pero lo hicieron coherentemente, con el empleo de los valores de sus culturas y para la preservación de estas. En el caso argentino -e iberoamericano- se dio y se continúa dando todo lo contrario -nuestros valores están en manos neo marxistas- y sufrimos una fuerte transculturización, con su natural consecuencia: la corrupción generalizada. La población aún no comprende ni asume éste fenómeno psico-social desarrollado a través de las nuevas formas de comunicación -la infoesfera- y nuestra dirigencia política le teme. La “PDH” se ha erigido en una “vaca sagrada”, un tema “tabú” y, de “ella no se habla” (4). ¿Cuál es -sino- la razón del “olvido y perdón” ante el saqueo de la magna ópera “Sueños Compartidos”? Los dramáticos efectos sigilosos de la maniobra estratégica instrumentada por la “PDH” indican que su planeamiento ha sido muy eficiente y que, por tratarse de una desconocida estrategia de aproximación indirecta (5) -ajena a nuestra simple lectura de los hechos superficiales- su resultado continúa perdurando en el tiempo. Trastocó la victoria en combate de las FFAA en una derrota política y estratégica de la Argentina, cuyos efectos recién salen a la luz después del 10 Dic 15. El RU, en la guerra del Atlántico Sur de 1982 provocada por la OTAN a través de un señuelo -los chatarreros de Dividoff, por exclusivas necesidades de la guerra fría- comprobó que su incursión agresiva no fue un picnic. Así lo han reconocido algunos de sus altos mandos. Consecuentemente, pocos meses después Londres encontró una estrategia de ínfimo costo y altísimo rendimiento para dejar a la Argentina sin la más mínima capacidad estratégica militar: logró la neutralización y autodestrucción de sus FFAA, en brevísimo tiempo y casi sin costos. El pensamiento militar occidental -y en particular el pensamiento militar argentino- están fundados en Clausewitz y, a su vez el del prusiano en Napoleón. Su característica central es la lectura lineal de los hechos y la resolución del conflicto por aniquilamiento, cuando éste deriva al empleo de la fuerza. Contrariamente, en éste aspecto el RU es una excepción en Occidente. Como Imperio Naval Talasocrático -con el dominio periférico de los océanos- encontró más aptas para su débil posición frente a los más fuertes -las potencias centrales europeas-, las ideas estratégicas de Sun-Tsu, en particular el concepto de estrategia por aproximación indirecta. El Cap Liddell Hart (5) elaboró esa doctrina convencional en la primera mitad del siglo XX, mientras Mao Tse Tung (6) -contemporáneamente- lo hacía en el área no convencional, durante la “larga marcha”. Entendido este trasfondo teórico, abarcaremos mejor a los pasos que se dieron en los hechos, a partir del año 1983. El Dr. Carlos Nino fue un prestigioso y progresista filósofo del derecho, penalista, profesor de la UBA. Periódicamente visitaba la Universidad de Oxford, en la que se había doctorado en leyes en 1977. En 1983, pocos meses después de la derrota militar argentina en el Atlántico Sur, regresó de aquella Universidad -donde se forman las elites de los servicios de inteligencia británicos- y asumió como asesor jurídico del nuevo presidente argentino -junto al Dr. Jaime Malamud Goti (7), Coordinador del “Consejo para la Consolidación de la Democracia”. A las cuarenta y ocho horas de asumir el cargo Raúl Alfonsín, Nino presentó a la firma del Poder Ejecutivo dos decretos, cuyos borradores traía desde Londres -el 157/83 y el 158/83- Ambos fueron firmados el 13 Dic 83 y contenían “el huevo de la serpiente”. El Decreto 157/83 llevaba a la Justicia Penal Federal a los agresores terroristas revolucionarios y el 158/83 al Consejo Supremo de las FFAA -CSFFAA- a quienes el Estado Nacional había movilizado en su defensa: las FFAA, las de Seguridad y las Policiales. Todo ello bajo la motivación del posible atropello a los “derechos humanos” -de los cuales los asesores jurídicos eran férreos defensores- en las operaciones de la guerra civil contrarrevolucionaria desarrolladas en el país entre los años 1976 y 1983. Seis meses después, a mediados de 1984, el Decreto 157/83 fue “cajoneado”. El fiscal a cargo de esa investigación fue ascendido, para sacarlo de la causa, que había avanzado aceleradamente. El CSFFAA había recibido más de 22.000 denuncias y no había llegado a fallar. Por esa razón se le retiraba la causa, que era entregada a la Justicia Penal Federal. Se iniciaba así el torpe atropello a todos los principios del derecho penal y se alcanzaba el punto culminante de la maniobra estratégica elaborada por la inteligencia británica -que homologaba a la de Stalin del 1921, conocida como “la purga del Ejército del Zar” (8)-. Éste fue el paso central de una exitosa maniobra estratégica de aproximación indirecta, aun en plena ejecución -33 años después- a través de la Justicia Penal Federal, con la que se obtuvo la ya lograda autodestrucción de la Política de Defensa Argentina y su reemplazo por la perversa “PDH” K. Llama la atención que se haya limitado la investigación judicial solo al período 76/83, cuando la agresión cubana se inició en 1959 y la respuesta del Gobierno Constitucional Argentino se decretó recién en 1973/74, pero ese “recorte” fue lo que la hizo posible ante la oposición. ¿La dirigencia política necesitó casi quince años para entender que la Argentina estaba siendo agredida por una revolución estalinista que empleaba tácticas terroristas, rurales y más tarde urbanas? Sin embargo, a pesar de esa larga inacción de más de una década, en 1973/74, se improvisó y se pidieron resultados “cuanto antes”, ante el caos sangriento que asolaba al país (4). • La sigilosa maniobra estratégica británica: de pinzas y combinada. Contemporáneamente con la firma de los mencionados decretos, un grupo de Oficiales Superiores del Ejército fuimos destinados al Estado Mayor Conjunto de las FFAA -EMCFFAA- convocados por su nuevo Jefe, el Tte Grl Fernández Torres. Me correspondió ocupar la Jefatura del Departamento Políticas y Estrategias y desde esta función impulsar las reformas estructurales de la Defensa Nacional que las experiencias recientes nos habían proporcionado, dramáticamente y a raudales. Para llevar a buen fin este objetivo autoimpuesto, detectamos a mediados de 1984 el grave obstáculo que nos creaban las consecuencias del Decreto 158/83. Las expuse ante el JEMCFFAA, el Grl Sánchez, el Almte Grondona y el Brig González, quienes conformaban la cúpula del EMCFFAA y ese mismo día recibí la orden de repetir esa exposición ante el Ministro de Defensa, Sr Borrás. Al hacerlo, señalé que el decreto llevaba el embrión de la destrucción de la autoestima de las FFAA y a la vez la licuación de la Justicia Federal. Además, adelanté que con él el gobierno se auto-defenestraba, por no entender que la guerra es un fenómeno socio-político y, como tal, no judiciable. Borrás, al terminar mi detallada exposición, dijo: “A esto hay que ponerle un punto final. Estos Dres…no pisaron nunca un comité”. Años después, en un almuerzo en el Círculo Militar ante tres testigos, quien había sido asesor jurídico del Ministro en aquellos días, el Dr. Jaunarena, nos dijo que luego de aquella exposición el ministro Borrás le pidió al presidente una reunión en Olivos con Nino y Malamud Goti. Borrás y Jaunarena llegaron tarde a ella, por un incidente en el viaje desde Pergamino. La reunión para tratar una salida a éste grave problema no se hizo. Es cuando comienza a gestarse un conflicto entre el Comandante en Jefe de las FFAA y la masa de las FFAA, que estalla al poco tiempo, en Semana Santa de 1987.  El brazo jurídico de la maniobra estratégica. Poco tiempo después de la fallida reunión en Olivos, Raúl Borrás falleció y los efectos del Decreto 158/83 se fueron agravando día tras día, acompañando a una inflación creciente y a los conflictos institucionales que se multiplicaban. El “punto final” estaba elaborado como anteproyecto de ley, pero no había voluntad política para llevarlo adelante. Además, los dos asesores jurídicos del presidente -autores del Decreto 158/83- solicitaban una ley complementaria, la de “obediencia debida”, que a todas luces buscaba dilatar los tiempos para alcanzar su subrogación. El Dr. Facundo Suarez -Señor 5- me comentaba telefónica o personalmente- acerca de estas trabas y dilaciones, estando yo destinado en Neuquén -1986- y Río Gallegos -1987-. Siempre le advertí -como lo había hecho en 1984 ante Borrás- que tarde o temprano “la olla iba a estallar”. Ésta misma advertencia se la hice llegar por escrito al Grl Ríos Erenú -JEMGE- en Enero de 1987, a través del Sub-JEMGE, Grl Sánchez. En la nota le señalaba que la “batalla jurídica”, que él postulaba, era imposible en los hechos. La copia de dicha nota manuscrita llegó nuevamente a mis manos hace poco tiempo. El Cnl Vivas, mi compañero y amigo, en ese entonces Inspector de Infantería, fue depositario de ella y me la devolvió antes de partir a la Casa del Señor. En Semana Santa de 1987 “la ola estalló” y el presidente Alfonsín negoció y aprobó, “bajo palabra de honor”, tres puntos -que se cumplieron a medias- con los “caras pintadas” de la Escuela de Infantería: 1) En quince días el Congreso aprobaría la demorada ley de Obediencia Debida. 2) Los Tcnl(s) Rico y Venturino quedaban a disposición de la Justicia Militar. 3) El resto del personal que había adherido al movimiento, regresaba a sus destinos, sin recibir sanción alguna. Los negociadores por parte de la Escuela de Infantería fueron Monseñor Medina y el Tcnl Vila Melo y por parte del presidente los Dres. Facundo Suárez y Jaunarena. Ésta reunión se desarrolló en el Edificio Cóndor y fue detalladamente relatada -tiempo después- por uno de sus actores, el Tcnl D. Julio Enrique Vila Melo, en un largo artículo -con su firma- en el diario La Nación. Allí se aclaraban muchos hechos que se estaban tergiversando, para no cumplir con lo acordado. La autodestrucción había tomado el nombre de “batalla jurídica” -por la miopía de los altos mandos- y ello, desde nuestro punto de vista consolidaba el éxito de la estrategia de aproximación indirecta lanzada el 13 Dic 83. El brazo jurídico de la maniobra estratégica británica, instrumentada como operación de pinzas, había inducido eficazmente la auto-destrucción de las FFAA, quintaesencia de una estrategia de aproximación indirecta. El incumplimiento del punto 3) del acuerdo por parte del nuevo JEMGE -Grl Caridi- y de sus asesores, trajeron nuevos movimientos en diferentes Guarniciones Militares -Tcnl Rico y Cnl Seineldin-, pero estos ya no eran por el Decreto 158/83, sino por problemas derivados de Semana Santa, específicamente internos de la Fuerza. NUNCA se pensó en un golpe de estado, pero esa fue la perversa lectura de quienes apoyaban conscientemente o inconscientemente la “PDH”. En 1989/90 el presidente Menem dicta la Amnistía para militares encausados y para los terroristas revolucionarios. Creíamos que se alcanzaba definitivamente la ansiada pacificación nacional.  El brazo psico-político y psico-social de la maniobra estratégica. Veamos ahora cómo se instrumentó el otro brazo de la operación de pinzas pergeñada en Oxford y ejecutada ésta por el triple agente de inteligencia -de la FAA, de Montoneros y del RU- Horacio Verbitsky, asesor presidencial desde el año 2003 y presidente del CELS. Su rol le exigía operar sobre la ciudadanía y lograr el apoyo de la opinión pública a la PDH. Ésta operación era central, para sostener en el tiempo a la encubierta maniobra colusiva. Las izquierdas -comprometidas o simpatizantes con la revolución neo-marxista- llegaron nuevamente al poder, “colados” en la inaudita Alianza. El presidente De la Rúa -1999/2001- debió renunciar por efecto de un golpe de estado civil, provocado desde la intimidad de su gobierno. La anarquía consecuente llevará a la presidencia, dos años después, a Néstor Kirchner -2003/2007-. Un presidente sin votos y sin ideas políticas. El neo marxismo volvía a homologar lo logrado -por unos días- en el gobierno Cámpora. Al hacerse cargo de la presidencia Kirchner necesitó construir poder y cierta gobernabilidad. Su asesor, Horacio Verbitsky, le señaló que algunos de los últimos gobiernos le habían tendido la mesa: dos décadas de continua propaganda “progresista” desde los medios de comunicación del Estado, habían transformado los “usos y costumbres” de la sociedad urbana, en las grandes ciudades. La transculturación se percibía en las calles, en el lenguaje, en las escuelas y hasta en los muros de la ciudad. Ergo, aquel desconocido santacruceño, considerado en su pueblo natal como usurero, sin un posicionamiento político firme, audaz, autoritario y desprolijo, debía abrazarse al símbolo de la “PDH”: las “Madres de Plaza de Mayo” y dar continuidad de inmediato a los “Juicios por la Verdad”. Había que anular las “Leyes de la Impunidad”. La interrumpida maniobra británica en su brazo jurídico, continuaría en el 2003 con un gobierno “pseudo revolucionario”, “nacional y popular”, adscripto subrepticiamente al “chavismo”. La extraña colusión británica/elementos revolucionarios neo marxistas, iniciada tras la firma del Decreto 158/83, se consolidaba, pivoteando ahora sobre el CELS de Verbitsky. La operación psico-política, no era sencilla. Para empezar, había que reemplazar y obtener una mayoría de votos en la CSJN (2) para lograr la aprobación de la nulidad de las “leyes del perdón” y, además, modificar el concepto de “lesa humanidad” enunciado por el Estatuto de Roma, para acondicionarlo a la maniobra en curso. Los terroristas revolucionarios -en la Argentina- no serían comprendidos por ésta figura y continuarían “amnistiados”, la “PDH” se consideraría una “política de Estado” y la Secretaría de Derechos Humanos de la Nación, como querellante, “conduciría” elípticamente a la Justicia Federal, para llevar en masa a las FFAA a los Tribunales y considerarlos “asesinos” o “genocidas” y encuadrarlos en el Código Penal, como delincuentes comunes. Esta nueva CSJN fue considerada por los “formadores de opinión”, durante años, como la ópera magna del nuevo gobierno. En el “haber” de K, la nueva Corte figuraba en primer término. (9) También se hizo necesario modificar la constitución del Consejo de la Magistratura en favor del oficialismo, para domesticar a los Jueces y a los Fiscales comandarlos desde la Procuraduría General, que terminaría en las manos K de Gils Carbó, hasta la fecha. El torpe atropello a los principios del derecho penal y a su jurisprudencia, exigió la creación de “militantes” dentro del sistema y así surgió “Justicia Legítima” (9). El último intento -acompañado por el exonerado juez español Garzón- de subordinar totalmente el Poder Judicial al Ejecutivo, fue el de la “democratización de la Justicia”, ley aprobada por el Congreso -considerado una “escribanía de la presidencia”- en el año 2013 y rechazada por una Jueza Federal y la CSJN, por inconstitucional, con la natural disidencia del “prostibulario” Zaffaroni. Con esta serie de atrocidades jurídicas nuestro país se encaminaba aceleradamente -hasta el 10 Dic 15- a la categoría de “Estado fallido”. La cortina de humo que debía ocultar a estos escándalos institucionales, acompañados por una fenomenal corrupción económica-financiera, simultánea y rampante, exigía operaciones psico-sociales de encubrimiento de una intensidad y un nivel nunca antes conocida. Quienes la analizaban, citaban a Goebbels. Se necesitaba un gran “relato” para encubrir tanto desatino, durante tantos años. Esa necesidad de una gruesa cortina de humo llevó al gobierno a asociarse con algunos medios privados y estatizó el 80% de los medios escritos, radiales y televisivos. Gallup Argentina informaba en los 2000 que el 72% del periodismo argentino era de “izquierda”. Millones de dólares eran destinados a pseudo-intelectuales, “periodistas” y actores para sostener increíbles falacias. El éxito de Verbitsky, como director de la operación de esta narrativa falaz, que se reconstruía permanentemente, estuvo y está acompañada por antiguos comunicadores simpatizantes o pertenecientes a las izquierdas revolucionarias y por jóvenes “despistados”, formados en las aulas del “progresismo relativista”. Son quienes crearon y custodian en los medios a la “vaca sagrada” de la “PDH” -homologándola, aun hoy, con nuestros derechos humanos-. Para la mayoría de nuestros conciudadanos, el único terrorismo abominable es el “terrorismo de Estado”. Otros no existen. Llevamos quince años involucrados en una nueva guerra mundial, conocida universalmente como “contraterrorista global”; ¿cuántos argentinos conocen su existencia, aunque fuere superficialmente? (10) “De eso no se habla” y en consecuencia se continúa con el “garantismo jurídico” que apunta al “abolicionismo penal”, con el 2x1, con un record mundial de causas que no reciben sanción y un sinfín de etcéteras. Además, existe una inconsciencia generalizada acerca del desequilibrio estratégico provocado por el desarme unilateral argentino. Aquella sentencia de Séneca -S II d.C.- continúa brillando entre nosotros con todo esplendor: “Peor que la guerra, es el temor a la guerra”. Y allí está la clave de nuestra imparable Inseguridad Nacional. Toda la legislación de Seguridad Nacional ha sido dictada bajo el espíritu que acompañó a la operación estratégica de pinzas que hemos descripto, por elementos cercanos a las organizaciones armadas revolucionarias, pero no sabemos que haya hasta hoy una mínima reacción política, ante la absoluta y creciente indefensión e inseguridad pública. Está de por medio “el muro más alto que debe superar el actual gobierno”, construido en las últimas décadas desde el Estado, para licuarlo y transformarlo en el santuario del crimen organizado y sobre la sociedad, alienada por una comunicación perversa que la llevó a su transculturación. Los dos brazos de la maniobra estratégica por aproximación indirecta -el jurídico y el comunicacional- fueron eficaces, pero su consecuencia colateral, la corrupción que actualmente desborda al muro, es decir, a la cortina de humo de la “PDH”, está llegando a su fin (8) (11). Si hubiere decisión política para terminar con la absurda auto-destrucción, roguemos que haya lucidez para iluminar el sendero que conduce a la salida del cerco. Años de una falsa narrativa retiene a gran parte de la ciudadanía en la irrealidad de un espejismo, si bien ésta se está resquebrajando, día a día. • En Síntesis. 1. En la inmediata posguerra del Atlántico Sur, en 1983, la inteligencia británica en colusión con el neo-marxismo, logró la inducción -por aproximación indirecta- de la autodestrucción institucional y la transculturación social de la Argentina. 2. El instrumento seleccionado fue la “PDH”, que permitió trastocar la victoria táctica argentina -en la guerra contra-revolucionaria- en una derrota política y estratégica, quedando nuestros derechos humanos en manos del terrorismo revolucionario. 3. Los decretos 157 y 158/83 fueron el puntapié inicial de una maniobra de pinzas que aseguró al Foreing Office la imposibilidad operacional militar de la Argentina y dio a la pseudo-revolución continuidad, a pesar de su derrota en el terreno. 4. Un brazo de la maniobra fue ejecutado por la Justicia Penal Federal -sobre el modelo de “la purga leninista del Ejército Zarista” en 1921-. El otro fue conducido por un triple agente de inteligencia, desde una ONG, que operó la conducción sigilosa de los Ministerios de Defensa y de Justicia (12), desde las bambalinas. 5. Esta exitosa operación estratégica logró levantar -infoesfera de por medio-un muro intocable, el de la “PDH”, “vaca sagrada” que logró ocultar durante quince años el mayor asalto K a las cajas de los bienes públicos y la impunidad de terroristas, narcotraficantes y ladrones de guante blanco. 6. El 10 Dic 15 la ciudadanía cambió el rumbo “pseudo-revolucionario” que en las posguerras había transitado diferentes etapas “democráticas”. La corrupción encubierta está saliendo -en el 2016- a superficie y agrieta al muro. Aun no ha llegado a conmover sus cimientos, pero si ello no ocurriera en los próximos meses podríamos volver a la violencia revolucionaria que prometen los remanentes duros del kirchnerismo y la “Declaración Final del XXII Encuentro del Foro de San Pablo en El Salvador” del 27Jun16, cuyo último párrafo vale la pena transcribir, para leer sus entrelíneas: “América Latina y el Caribe está en estos momentos y seguirá estando al frente de la lucha de los pueblos por una sociedad con justicia y libertad, sin explotación ni opresión; una lucha en la cual los pueblos, sus organizaciones políticas y sociales, y los gobiernos que defienden los intereses populares, se enfrentan a las más poderosas fuerzas del mundo, pero cuyo poderío económico y militar no podrá contra el poder de la razón, de las ideas, y de los más altos valores de la humanidad, que como proclamaba la Revolución Cubana en la Segunda Declaración de La Habana, “ha dicho BASTA y ha echado a andar…” Seguiremos construyendo el poder popular para asegurar las transformaciones económicas, sociales y políticas de los pueblos de América Latina y El Caribe”. 6. Nuestro futuro -y el de la región- está en manos de la ciudadanía argentina y del Gobierno Nacional. Hay indicios de que la sociedad ha despertado de su ensueño, que retiene esperanzas y que esta vez actúa con mayor prudencia. No sabemos aún si la dirigencia política ha asimilado a esa circunstancia. El “socialismo siglo XXI” está en retirada y el BREXIT ha puesto a parir al RU. Los ocupantes de las Islas usurpadas están conmovidos. Es el momento -oportunidad- que tiene el Presidente Macri para clausurar los dos “estados de guerra” que mantenemos abiertos y nos cierran el camino hacia el progreso (4). CITAS: (1). El Dr. Luis Eduardo Duhalde fue asesor del “peronismo revolucionario”, profesor en la “Universidad Nacional y Popular de Buenos Aires” -como se llamó la UBA durante el gobierno de Cámpora-, defensor de los “fugados de Trelew”. Cuando asume Kirchner es nombrado Secretario de Derechos Humanos -SDH- y postula la anulación de las leyes de Punto Final y Obediencia Debida. Transformó a la SDH -cuyo presupuesto aumentó de 1 a 100 millones de pesos- en querellante del “terrorismo de estado” y, como tal, celebraba como un gran “triunfo revolucionario” la lectura de los fallos de los TTOOFF, de pie sobre una mesa y agitando a las barras con banderas rojas, bombos y redoblantes, dentro y fuera de las salas del tribunal, transformando a ellos en “tribunales populares” similares a los bolcheviques que “purgaron” a los oficiales blancos en Rusia, en 1921. (2). Adolfo Vázquez. “Asalto a la Justicia”. Ed. Sudamericana. Mar 16. (3). Heriberto J. Auel. “El Pensamiento Estratégico en el Siglo XXI”. 12Oct14, www.ieeba.com.ar (4) Heriberto J. Auel. “La larga guerra civil argentina y el actual estado de guerra civil revolucionario”. O9Jul13. www.ieeba-com.ar (5) L. B. Hart. “La estrategia de aproximación indirecta”. Biblioteca del Oficial Nro 500/501. Círculo Militar. Sep 60. (6) Mao Tse Tung. “El Libro Rojo de Mao Tse Tung”. Abr 64. Ed Edo Chino. 900 Millones de ejemplares. (7). El Dr. Jaime Malamud Goti, autor de “Terror y Justicia en la Argentina”, vivió durante una década en los EEUU. Citó en sus trabajos a la Guerra del Atlántico Sur como “media guerra” por las “Is. Flalkland/Malvinas”. Penalista de la UBA con pensamiento próximo al del Dr Zaffaroni. Fue parte de un grupo de abogados radicales que, con los Dres. D´Alessio, Gil Lavedra, Enrique Paixao, Leopoldo Schifrin y otros (luego funcionarios del Estado), sugerían llevar a los militares a la Justicia “como causantes de los golpes de estado”, para proyectar la figura de Alfonsín al plano internacional, “aunque ello implicara un severo apartamiento del Derecho”. Éste mismo grupo produjo la reforma del Código de Justicia Militar, que dejó al “jus in bello” en manos legas y que traerá -en el futuro- gravísimos problemas de disciplina en las FFAA. Malamud Goti fue el enlace de éste grupo con el Dr. Nino y conformará el “Centro de Investigaciones Especiales” -CEI- presidido por Zaffaroni y conformado por Nilda Garré, Alicia Oliveira y Diana Conti. (8) Heriberto J. Auel. “Escándalo Judicial en Tucumán”. 25May16. www.ieeba.com.ar (9) La Nación. Editoral. “Nuestros jueces penales federales”. 26 Jun 16. (“De este grupo de magistrados, nacidos de lo peor de la política para juzgar a la política, sólo cabe esperar que sigan haciendo, precisamente, política y no justicia”). (10) Heriberto J. Auel. “La guerra mundial Contra-terrorista Global, ¿Híbrida o Nuclear? Abr 15. www.ieeba.com.ar ( ) El Dr. Alfredo Bisordi fue el fiscal que tomó al Decreto 157/83 y en consideración al enorme acopio de pruebas que reunió, para llevar a juicio oral a los terroristas, fue ascendido y con ello separado de su cargo. Esta causa, como lo hemos señalado, fue “cajoneada”. Pero como era un magistrado honesto y trabajador, continuaba molestando. Aníbal Fernández llegará a pedirle públicamente su “renuncia patriótica”. Como titular de la Cámara de Casación dijo el 26 Abr 87: ... “El supuesto retraso de causas contra los militares es una excusa para sacar jueces, con miras a asegurar a Kirchner (y familia) la impunidad en los presuntos delitos de corrupción”. En un escrito de fuerte contenido político, con el que acompañó su presentación ante el Consejo de la Magistratura, tildó a Kirchner de “traidor a la patria”, de “incipiente tirano” y de “aprendiz de déspota no ilustrado”, acusándolo además de encabezar una “venganza” de la organización Montoneros, de haberse refugiado y haber hecho “buena letra” durante la dictadura y de haber apoyado las privatizaciones del gobierno del Dr. Carlos Ménem. El Cronista Comercial, 27Abr87. (12) Carlos Manuel Acuña. “Los Traidores, Intimidades de la Guerra Revolucionaria”. Ed. Buen Combate. 2012. “Verbistky: De La Habana a la Fundación Ford”. Ed. El Pórtico. 2003.

  • Carta Abierta al Juez Alfredo Lopez | kussman

    Share CARTA ABIERTA AL JUEZ FEDERAL ALFREDO LOPEZ CON COPIA AL PRESIDENTE MACRI (López investiga la agresión a Macri en Mar del Plata) De mi consideración: Doctor LOPEZ, si Usted, nada menos que Juez Federal de la Nación que investiga la agresión al presidente MACRI y a VIDAL, gobernadora de la provincia de Buenos Aires, en su visita a esa ciudad, está necesitando una marcha de los ciudadanos en apoyo a su tarea, todo está dicho. Como bien expresó: "Si la gente no defiende sus derechos, yo no soy Dios, soy un ser humano y hasta acá llegué. Estoy asqueado de lo que estoy viendo, esto es una asociación ilícita dentro de la Justicia" http://www.urgente24.com/255971-el-juez-lopez-pidio-que-la-ciudadania-participe-de-una-marcha-en-su-apoyo Como esto mismo se lo expresé reiteradamente por escrito a algunos de los 9 jueces a cuya disposición he estado en estos 18 meses que llevo como prisionero ilegal, agregándole que eran asesinos, yo le pregunto: Nunca leyó el último verso de un famoso poema de BERTOLT BRECHT que dice: “Ahora vienen por mí, pero es demasiado tarde”? Por supuesto mientras esta “juventud maravillosa” y sus acólitos se ensañaban ilegalmente conmigo y otros adultos mayores, a usted y a otros muchos funcionarios como usted, entre los cuales por supuesto están también MACRI y VIDAL no les importó. Como dijera BRECHT total no eran judíos, ni comunistas, tampoco obreros, ni intelectuales ni curas. Yo le agrego: ni ex uniformados. Por Claudio Kussman ANESTESIADOS Mientras desde el gobierno le llega solo silencio al igual que cuando yo reclamaba justicia, lamentablemente usted espera un apoyo multitudinario de una sociedad que en mayoría, está mentalmente anestesiada. ¿Qué mejor prueba de ellos es su no reacción ante el delito y la violencia que asola las calles y crece día a día sin control o freno de los poderes del estado? Lo grave es que las autoridades gubernamentales, también parecen mentalmente anestesiadas y hasta desorientadas. ¿Creerán que están en Suiza? ¿No se dan cuenta que están yendo por ellos? ¿Creerán que luego del gobierno de la “década ganada” los van a querer o aceptar mansamente? Como usted bien lo sabía y hoy expresa, casi todos los estamentos estatales, quedaron colonizados por gente con capacidades especiales. “Capacidades”, como matar y colocar bombas en los años 70, haber mutado en “juventud maravillosa” y hoy tener no pocos seguidores. ¿HELICÓPTERO O PATALONES LARGOS? Triste realidad la de hoy. Ahora van por ustedes y no a muchos les importa. No se lamenten todavía no es demasiado tarde. Doctor ALFREDO LOPEZ, e ingeniero MAURICIO MACRI EN SU FUTURO HAY UN HELICÓPTERO O UN PAR DE PANTALONES LARGOS. USTEDES ELIGEN CUAL USAR. MIENTRAS YO DESDE LA PRISIÓN HAGO VOTOS PARA QUE NO SE EQUIVOQUEN. "Un hombre que no arriesga nada por sus ideas, o no valen nada sus ideas, o no vale nada el hombre" Platón (427 aC-347 Ac) PrisioneroEnArgentina.com Agosto 25, 2016

  • Venezuela es Monaco | kussman

    Share Venezuela es Mónaco Un excéntrico turista visita Venezuela y se detiene en un comercio de comidas rápidas ya que el deseo de comer una hamburguesa se apoderó de él. Este turista -acostumbrado a pagar entre 1 y 4 dólares- deberá invertir entre 170 y 180 unidades de la moneda americana. Como consuelo, habrá de cerrar sus ojos y pensar que se encuentra disfrutando de una cena en un sofisticado restaurante del exclusivo y bello principado. Una hamburguesa cuesta 1.700 bolívares, el equivalente a 170 dólares al cambio oficial de 10 bolívares por dólar, y una noche de hotel 69.000 bolívares, es decir, 6.900 dólares. Por supuesto que ningún comerciante pone precios tomando como referencia la tasa oficial, sino la del mercado negro, en el cual un dólar se cambia por 1.000 bolívares. Pero también para los venezolanos que ganan en bolívares, las cosas son increíblemente caras debido a la hiperinflación en esta economía altamente dependiente de las importaciones. Incluso para la clase media, que se desliza hacia la pobreza, una hamburguesa o una noche de hotel están fuera de su alcance. En Chacao, un barrio de clase media de Caracas, un grupo de empleados administrativos hace fila frente a una tienda de alimentos para comprar el almuerzo más barato posible. A su alrededor, los restaurantes están vacíos. Caracas se parece a cualquier otra ciudad de América Latina, con rascacielos, autopistas de tráfico intenso y peatones que caminan de prisa. Pero una mirada un poco más atenta descubre un profundo malestar económico. Muchas tiendas, especialmente de productos electrodomésticos, bajaron sus cortinas. Tiendas de elementos de limpieza, belleza o juguetes podrían ser considerados piezas de museo. Solo la comida y los medicamentos son indispensables. Medicinas… ya no tanto. Las tarjetas de crédito son palabras malditas. Todos los comerciantes las ven como un riesgo que no son capaces de asumir. En el mismo barrio, un moderno y elegante mall o centro comercial con varios restaurantes con terraza, un espacioso Hard Rock Café y negocios de renombre internacional como Zara, De La Renta o Armani lucen desiertos, solo sus dueños o algún empleado sobreviviente decoran los locales. Sin embargo, cerca de 200 personas hacen fila pacientemente para entrar a una farmacia, sin saber exactamente qué van a comprar, pero es la rutina de estos tiempos, hacer fila para tratar de adquirir algún producto de higiene personal de precio regulado, como por ejemplo la crema dental, antes de que se agote. Es corriente que, si usted está en el puesto 50 de esa fila, ya no lo consiga al aproximarse su turno. Cuando no se logra adquirir los productos de precio regulado en los comercios, la única alternativa es acudir a los revendedores en el mercado negro, que los ofrecen cien veces más caros. PrisioneroEnArgentina.com

  • El Reino de la Improvisación | kussman

    Share El reino de la improvisación. En los últimos tiempos, la política se ha dedicado a concentrar la totalidad de sus esfuerzos, de un modo obsceno, en la eterna construcción de poder. Todos recitan aquello de que la política debe ser la gran herramienta de transformación de las sociedades para progresar, pero no es lo que sucede. Esa descripción de la política se ajusta mucho más a lo que debería ser que a lo que realmente es. Quienes intentan rescatarla, mejorarla y utilizarla positivamente sostienen que no hay que denostarla y que resulta imperioso apuntalarla para que sus loables objetivos no sean tergiversados. La tendencia que muestra el presente es que en esa actividad la inmensa mayoría de sus protagonistas trabajan exclusivamente en la tarea de conquistar el poder y acceder a los anhelados puestos de decisión. Aún los que no disponen de ningún espacio relevante pretenden alcanzarlo y se esmeran en hacer hasta lo imposible para, algún día, finalmente arribar a esa meta. En cambio los que están ahí, los que ya llegaron a esa cima, luchan denodadamente para no desmoronarse, para afianzarse y no ser desplazados jamás por sus adversarios de turno. La experiencia empírica muestra que la política solo se dedica constantemente a edificar poder y cuando finalmente lo consigue, persiste para sostenerse indemne. La política así no se convierte en una herramienta de cambio, sino solo en un mero instrumento de poder. Es probable que por eso haya caído en desgracia y su descrédito global sea tan significativo. La otra faceta relevante de la política pasa por darle contenido de fondo, algún sentido a ese gran propósito. Queda claro que si no se obtienen lugares para desde allí tomar decisiones parece improbable influir en la realidad, pero también es cierto que si se llega sin saber qué hacer, el presente tampoco se verá modificado y entonces todo seguirá igual. Son dos instancias vitales pero también inseparables si se pretende tener éxito. La política debe construir poder, pero también prepararse para gobernar. Sin lo primero resulta imposible impactar sobre el presente, pero sin lo segundo lo previo no tiene mucho sentido. Deben ir de la mano ambas tareas, y por mucho que cueste comprenderlo, el arte de hacerlo bien es poner similares energías en sendas funciones esenciales. Lamentablemente, por estas latitudes la política solo se ha convertido en una especie de infinita maquinaria electoral, que solo aspira a lograr adhesiones y seducir voluntades que luego acompañen en las urnas. El resto no parece demasiado relevante para la clase política contemporánea. Abundan historias que demuestran que muchos talentosos que tuvieron la astucia suficiente para ganar elecciones luego ocupan sus puestos, pero no tienen programas para desarrollar y entonces todo finalmente fracasa. Los bien intencionados aprenden en el camino, y en algún momento de su mandato deciden poner primera con esos proyectos, muchos de ellos endebles, que arrancan como pueden y que rara vez consiguen culminar. Todo resulta muy mediocre. Existe demasiada gente poco preparada en los gobiernos, abundante cantidad de planes que se implementan a medias y una escasa capacidad para darle consistencia en el tiempo a lo iniciado. Esta dinámica se repite con matices y variada suerte en diferentes asuntos fundamentales. Nobleza obliga, vale la pena reconocer que en algunos temas específicos se han llevado adelante planes realmente interesantes y de la mano de destacados especialistas, pero no es esa la matriz general. Si la política quiere recuperar respeto progresivamente precisa salir de su habitual amateurismo e iniciar un camino de mayor formación de sus cuadros y de imprescindible profesionalización. El problema no solo tiene que ver con los circunstanciales personajes y su ambición mal entendida, que es una característica indisimulable. También es parte de esa tragedia, la ausencia de ideas, la escasa capacidad para diseñar proyectos y la ineptitud para conformar equipos técnicos competentes que permitan viabilizar la concreción de esos sueños. La política de este tiempo está en deuda con la sociedad. Probablemente porque la misma ciudadanía no lo demanda con la potencia que el tema amerita. Pero tampoco es saludable justificar esa indecente mediocridad endilgándole responsabilidad a quienes no lo solicitan vehementemente. Es difícil encontrar excepciones a la regla. Con variantes, unos y otros se parecen demasiado y se obsesionan hasta el extremo por alcanzar el poder, pero mientras tanto hacen poco y nada por prepararse para ese momento sublime en el que inexorablemente deberán gobernar. Los proyectos se esbozan solo para convertirse en eventuales promesas de campaña, en meras consignas proselitistas. Se explicitan siempre de un modo ambiguo, sin precisiones, ocultando sus inconsistencias sin pudor. Los que dicen amar la política, los que creen en serio que se trata de una noble actividad que puede ayudar a la sociedad a mejorar sus vidas, deberían esmerarse mucho mas y hacer las correcciones del caso. No se trata de que abandonen sus cuestionables prácticas de rutina de la noche a la mañana, esas que insisten de cualquier modo en alcanzar el poder. En todo caso podrían revisar sus controversiales métodos y optimizar los valores que defienden para conseguir un poco de respetabilidad. El punto pasa por poner idéntico esfuerzo en construir planes de gobierno, en convocar a los mejores, en abrir la cabeza para diseñar proyectos consistentes que en el futuro, apoyo popular mediante, sean elementos vitales para implementarse en el corto plazo y abandonar esta vieja dinámica que ha convertido a la política en el reino de la improvisación. Alberto Medina Méndez Alberto Emiliano Medina Méndez nació en Formosa, ciudad capital de la provincia homónima, el domingo 24 de julio de 1966. Es periodista, consultor privado en comunicación, analista político, conferencista internacional. Ha publicado Más de 140 artículos en los últimos años en diferentes medios locales, tanto gráficos como digitales, en el ámbito local en Corrientes, como en lo regional, nacional y el orgullo de que en mas de 15 países se hayan reproducido algunos de esos articulos en varias oportunidades.

  • El periodismo, la corrupcion y baez | kussman

    Share E l periodismo, l a corrupción y Lázaro Baéz Opinión: Seguramente nunca hemos vivido un período tan lastimoso como la anterior gestión de gobierno y que supuestamente se va aclarando en la administración actual en cuanto a la corrupción. Digo corrupción en general, refiriéndome al peculado, la coima, el soborno, el cohecho, la mentira como acostumbrada norma, las dádivas interesadas y pervertidoras. Una corrupción generalizada en toda la sociedad, pero que resalta, se hace más notable y es más dolorosa en los ámbitos de la administración pública, de los gobernantes y, peor aún, de la justicia. Quizás lo que haga más afligente el actual estado de infección del cuerpo social, sea la actitud complaciente con que en algunos ambientes se lo considera. Se dice que corrupciones hubo siempre como si eso fuera suficiente justificativo y motivo convincente para que nos allanemos a tolerarlas. Es claro que sí: desde que Adán comenzó a pecar los hombres le hemos heredado su naturaleza pecadora; pero que seamos proclives a cometer faltas no significa que debamos ser condescendientes con quienes dan mal ejemplo, se roban los dineros que la comunidad necesita, se enriquecen administrando los favores que el Estado otorga indebidamente, niegan la justicia por favorecer a privilegiados. En una década a la que por las públicas inmoralidades se la ha calificado de infame, un legislador sorprendido en un cohecho, de vergüenza se suicidó. Había infamia, pero subsistía la vergüenza. Podría pensarse que ahora, para peor, la vergüenza ha desaparecido, y que por lo tanto la sociedad -desvinculada de la moral, del bien, de la verdad- se desbarrancara hacia miasmas putrefactos. Una tendencia ligada a la modernidad, y que por lo tanto aparece como irresistible, como inevitable. Pero en un programa televisivo de abril del 2013 – hace más de tres años -, conducido por el periodista Jorge Lanata, aparecen unos personajes que parecían venidos de martes por su desfachatez. Un tal Federico Elaskar y Leonardo Fariña. Un pseudo empresario y un personaje de la farándula. Uno a través de un audiovisual y el otro a través de una cámara oculta admiten públicamente su participación en maniobras financieras realizadas para enviar a la banca suiza alrededor de 55 millones de euros en un lapso de seis meses y en el desvío de fondos públicos adjudicados a empresas de Lázaro Báez para la realización de obras públicas. Se empieza a develar el rol de los Báez y otros como testaferros de Kirchner y Cristina. Se produce la elección presidencial y pareciera que la sociedad argentina reacciona. La gente -inquieta- se agita, se mueve, clama por justicia, exige justicia, conmina a los poderes públicos reclamando justicia. Y, a pesar de todos los obstáculos, algo de luz se va haciendo. Una luz que muestra panoramas tenebrosos, pero que es imprescindible examinar para demandar sanciones a los culpables. Se van descubriendo aspectos de la delincuencia que a gran parte de la sociedad le parecían inaccesibles. Nunca hubiéramos pensado que un enorme poder oculto conseguiría mantenerlos bajo su manto de oprobio. El pueblo indignado, con el apoyo de un lúcido periodismo -o el indignado periodismo, con el apoyo de un pueblo esclarecido, lo mismo da- va consiguiendo que la investigación avance. Por eso de este hecho periodístico, liminar, y por muchas más investigaciones periodísticas puede surgir un resultado beneficioso para la sociedad argentina. Existen innumerables medios independientes y periodistas en todo el país que nos está mostrando que a la corrupción hay que atacarla en sus madrigueras; que se puede reaccionar contra los males imperantes; que mientras queden magistrados probos no todo está perdido; que vale la pena golpear las puertas con vigor e insistencia; que hay que perseverar en la lucha por el bien, pues la maltrecha moral pública puede ser restaurada si la sociedad reacciona con la energía que las circunstancias reclaman. Bendito sea el periodismo libre e independiente por haber provocado, con su intervención la repulsión que en esta hora agita a los argentinos en contra de las inmunidades de los corruptos! No olvidemos que en este mes de junio que ingresamos se celebra el día del periodismo. Dr. Jorge B. Lobo Aragón Jorge B. Lobo Aragón es abogado penalista en ejercicio activo de la profesión. Tiene 59 años, casado y padre de seis hijos. Vive en San José, en Yerba Buena, donde ha residido casi toda su vida. Más escritos del Dr. Aragón

  • Este Premio Walsh | kussman

    Premio Rodolfo Walsh Mayo 20, 2016 Share El diario Página 12 publicó una nota sobre la entrega de premios Rodolfo Walsh. “Ellos encarnan los valores de Walsh” Los fiscales Abel Córdoba, José Nebbia y Miguel Palazzani, que encabezaron la investigación por la participación de La Nueva Provincia en la represión, recibieron el Premio Rodolfo Walsh en La Plata. Por Diego Martínez Los fiscales Miguel Palazzani, Abel Córdoba, José Nebbia y la decana Florencia Saintout. Imagen: Sandra Cartasso. Ante un auditorio colmado por sobrevivientes de centros clandestinos de detención de Bahía Blanca, jueces, fiscales, miembros de organismos de derechos humanos y estudiantes, la Facultad de Periodismo y Comunicación de la Universidad Nacional de La Plata distinguió anoche con el premio Rodolfo Walsh a los fiscales Abel Córdoba, José Nebbia y Miguel Palazzani por su investigación sobre la participación del diario La Nueva Provincia en el terrorismo de Estado y la imputación a su director Vicente Gonzalo Massot. “Encarnan los valores que representan la figura de Walsh”, destacó la decana Florencia Saintout. Sucesor del fiscal Hugo Cañón –pionero en el reclamo de justicia cuando la Procuración General de la Nación era un anexo de las políticas de impunidad de los gobiernos–, Córdoba puso la lupa sobre el diario bahiense en el primer juicio de lesa humanidad local, en 2010, que concluyó con la orden del Tribunal Oral para que se investigara la responsabilidad penal de los Massot. Cuando la procuradora Alejandra Gils Carbó lo designó al frente de la Procuraduría contra la Violencia Institucional tomaron la posta Nebbia y Palazzani, autores de un dictamen de 600 páginas que desmenuza en sus distintas facetas la actuación criminal de La Nueva Provincia y que permitió concretar la indagatoria del empresario pese a las infinitas maniobras de la corporación judicial para impedirlo. “Es un honor que estos fiscales de la patria hayan aceptado el premio”, arrancó Saintout, y sugirió que “tal vez el mejor premio tenga que ver con quienes están hoy aquí”. En primera fila escuchaban dos Madres de Plaza de Mayo. Entre los presentes estaban los sobrevivientes Alicia Partnoy, Patricia Gastaldi y Eduardo Hidalgo (titular de la APDH bahiense), Alejandra Santucho por H.I.J.O.S., los jueces María del Carmen Roqueta y Alejo Ramos Padilla, los fiscales Félix Crous, Cristina Caamaño y Julián Axat, y el abogado Pablo Llonto. “Este premio es un abrazo a quienes toman posición del lado de los más débiles y en la lucha por la emancipación”, dijo Saintout. La mención “al fiscal Cañón, que dijo ‘no’ cuando muchos claudicaban”, derivó en un largo aplauso para el ex fiscal, que murió en enero en un accidente. “Este premio habla del agradecimiento enorme a la minuciosa investigación de estos fiscales”, agregó y explicó que “a partir del análisis día por día” de los ejemplares La Nueva Provincia lograron demostrar “cómo con cada nota se constituyeron las probabilidades del terror, del exterminio del otro”. “No sólo desinfomaron, ocultaron y tergiversaron información, también entregaron trabajadores a la la tortura, la muerte y la desaparición”, recordó. Saintout elogió el “pedido de derecho a réplica y reparación colectiva” que Nebbia y Palazzani plantearon en el tercer juicio, por el cual La Nueva Provincia deberá informar por primera vez (cuando la sentencia quede firme) el carácter de víctimas de personas a las que criminalizó mientras estaban secuestradas. “Más que a LNP los fiscales se enfrentaron a un sistema de medios y a uno de los poderes más autoritarios y conservadores”, dijo sobre el poder judicial. “Estos fiscales deben estar en la universidad pública. No formamos técnicos para el mercado, participamos en la formación colectiva de ciudadanos que luchen por la dignidad y la justicia”, concluyó. Nota Completa Este Premio Walsh Por Fabian Kussman El fiscal Abel Córdoba y el periodista Diego Martínez tienen una relación de larga data en la cual han edificado (¿Construido, armado?) lazos que los llevan a corresponderse. El arte de la reciprocidad funciona en las mejores familias, es por ello que no es extraño que el reportero haya sido el anunciante de un premio otorgado al doctor Córdoba gracias a la militante acción de la decana de la Facultad de Periodismo y Comunicación de la Universidad Nacional de La Plata, señora Florencia Saintout. En el marco de entregas de premios y asuetos, Saintout no es una desconocida. En el año 2011, se había premiado al entonces presidente venezolano Hugo Chávez por "el compromiso con la verdad, el testimonio ético, los valores y la militancia profundamente social" en la categoría Presidentes Latinoamericanos por la Comunicación del mencionado galardón. Venezuela, en el momento que Chávez recibía los honores, figuraba en el puesto 119 entre los peores países con respecto a la libertad de expresión. Los medios informativos de Caracas -conocida como la capital más violenta de América latina- tal vez no estén orgullosos de estos “compromisos con la verdad” defendidos por el comandante. Diarios como El Nacional tenían -y tienen- prohibido publicar artículos sobre hechos violentos o fotografías de cadáveres apilándose en las morgues del país caribeño. Este último tipo de retratos -si bien eran una realidad y queda a consideración del lector calificarlas de buen gusto o no- fueron categorizadas por el gobierno chavista como pornográficas, para finalmente condenarlas y comenzar la política de censura previa. Si hay miseria, que no se note… Rafael Correa y Evo Morales -finalmente la ex presidente Fernández de Kirchner- recibieron además el premio Rodolfo Walsh de la mencionada universidad. Florencia Saintout da pasos gigantes en su ascenso a la fama. Recientemente decretó asueto en su casa de estudios para que los estudiantes puedan asistir a la presentación de la ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner en Comodoro Py, para declarar sobre ilícitos que se le adjudican. ¿Será esto un encargo -clase extraordinaria- para los alumnos con el propósito de practicar y ganar experiencias? No soy un experto en Walsh, ni lo pretendo ser. Tampoco es mi intención entrar en la disputa si sus ideales eran los correctos o sus medios los ejemplares. Si confío -en pos de la historia de la humanidad- que el periodista rionegrino estaría en contra de cualquier impedimento a la independencia de la comunicación. Ahora es el turno premiar a tres fiscales de la nación, especializados en casos de lesa humanidad (Término cuyo empleo es saludable debatir). José Nebbia, Miguel Palazzani y el citado Abel Córdoba, quienes tienen el trabajo de llevar adelante causas sin utilizar vías contrarias al texto expreso y claro de la ley; aplicar leyes supuestas o derogadas, o invocar hechos falsos. Los laureles son -entiendo- por la participación de estos tres letrados en la causa contra Vicente Massot -quien goza de plena libertad- y la cooperación del periódico La Nueva Provincia con el último gobierno de facto. Pero hay otros casos en los cuales Córdoba, Nebbia y Palazzani intervinieron. En honor a compromisos con la verdad, fabricar una causa en la cual testimonios, hechos y elementos de prueba se contradicen desde el mismo interior de la fiscalía no suena a legitimidad. Si las propias inferencias son destrozadas y se debe cambiar lugares, posiciones y el orden de los sucesos investigados no se puede avanzar a ningún territorio cercano a una justicia real. PrisioneroEnArgentina.com Hugo Chávez, ícono de la libertad de expresión , tambien recibió el trofeo... LA NACIÓN- La Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad Nacional de La Plata distinguirá, el martes próximo, al presidente de Venezuela, Hugo Chávez, con el Premio Rodolfo Walsh, "por su compromiso incuestionable y auténtico en afianzar la libertad de los pueblos". El galardón fue instituido en 1997 para estimular la excelencia periodística. Según se explica en la página oficial de la facultad, el premio fue creado para atender "la necesidad de jerarquizar la enseñanza del periodismo en los ámbitos universitarios y de desarrollar el periodismo de investigación". Se otorga por decisión del Consejo Académico, que asume la función de comité de selección, evaluación y dictamen, y tiene tres rubros. Según afirma la Secretaría de Relaciones Institucionales de la institución, "se premia la trayectoria profesional, la labor periodística del año y la mejor tesis de investigación periodística en ámbitos universitarios". Lea más Una decana de avanzada... militancia... INFOBAE- Una vez más, la Facultad de Periodismo y Comunicación Social de la Universidad de La Plata (UNLP) volvió a ratificar su apoyo a Cristina Kirchner. Y lo hizo de un modo peculiar. El Consejo Directivo de la unidad académica resolvió declarar asueto el día de mañana para concurrir a la manifestación kirchnerista que se realizará en los tribunales de Comodoro Py, donde la ex jefa de Estado prestará declaración indagatoria por la causa de venta de dólar a futuro. Continúa Florencia Saintout Abel Córdoba Miguel Palazzani José Nebbia Chávez C. F. de Kirchner Morales Nominaciones Futuras Miguel Paulino Tato Joseph McCarthy

  • Rangugni entrevista a David Rey | kussman

    Share Agustín Rangugni entrevista a David Rey El afamado conductor y director de TV Radio Miami entrevista al periodista David Rey, aqui en el otro lado del "mostrador". Presos políticos en Argentina, las firmes posiciones de Kussman y Cabanillas, el gobierno tibio de Macri son parte de la conversación.

  • Obediencia Debida | kussman

    Share OBEDIENCIA DEBIDA OPINIÓN No conozco los códigos de justicia militar ni lo que en la práctica se disponga para procurar que las órdenes de un jefe sean fielmente acatadas por sus subordinados, como es imprescindible en las tareas de ellos. Para servir a la patria se requiere subordinación y valor. Es lógico. Aunque, en principio, estoy en contra de la obediencia debida. Entiendo que se exagera. El militar puede desobedecer lo que le parezca impropio para el servicio de la patria. De hecho, los militares levantan como paradigma de conducta la figura del general San Martín, de quien se recuerda, y se celebra, una célebre desobediencia. Fue una desobediencia debida. Cuando San Martín en Chile preparaba la campaña del Perú, se le ordenó volver con sus tropas para sofocar la rebeldía de los caudillos federales de las provincias; y el general no acató la orden. Dejó ejemplo de que el militar puede, y debe, desobedecer la orden recibida si con ello se hace un mejor servicio a la patria. Aldo Rico alguna vez explicó que no hay tal obediencia debida que obligue a los militares a actuar contra su conciencia. Los que emplearon la violencia no lo hicieron contra su voluntad, por una imperiosa y ciega obediencia, sino pensando que así cumplían con su deber. El militar tiene la obligación de emplear hasta la máxima violencia para vencer al enemigo. ¿Se quiere algo más espantoso y aterrante que matar a un prójimo de sangre y hueso? Y el militar debe hacerlo porque esa es su función. Por eso es que se considera tan digna y honorable la carrera militar, por tratarse de hombres que superan sus humanas limitaciones en busca del bien general, del bien de la patria. De modo que el militar que ha hecho lo que más espantoso nos resulta, matar a otro hombre, no lo ha hecho por una ciega obligación mecánica de acatar lo que un superior le ordena, por una obediencia debida, sino por una vocación de franquear sus propias barreras humanas, de imponerse sobre sus melindres, de superar los dictados de su fuero interno en aras de la patria. Por eso muchas veces se ha relacionado la milicia con la nobleza. Los militares que han luchado en la lucha subversiva no han acatado una obediencia debida sino que han cumplido con el deber que les imponía su estado militar, la forma de servicio asumida por ellos. Sabemos que se han hecho barbaridades y que se han cometido enormidades. Los militares no están obligados a cometer monstruosidades, y las equivocaciones son equivocaciones, no la consecuencia de una orden. En todo caso si estaba equivocado el que daba la orden otro la cumplía interpretando que era su deber, no que esté obligado a obedecer todo lo que se le mande. Se ha matado a supuestos guerrilleros y se han mantenido en secreto sus nombres; nos parece una violencia inicua y abusiva no entregar los cuerpos para que sus deudos los velen y sepulten. Sin embargo se dijo que esto se debió a la necesidad de que el enemigo, al no conocer sus bajas, los siguiera dando por vivos. No lo creo. Seguramente se ha exagerado con mantener ese secreto, pero no ha sido un secreto por pura obediencia sino que, en alguna medida, tuvo un fin militar. Soy un abogado enamorado de mi quehacer. Creo que uno de los grandes logros históricos del derecho ha sido la abolición de la tortura. Antes se torturaba por orden de los jueces y bajo su supervisión, para obtener confesiones abreviando el trámite de la investigación. El primer país que rechazó las confesiones logradas bajo tormento fue el reino de Aragón. De ahí viene el refrán: niega que negarás, que en Aragón estás, pues no podía torturarse al reo; en otras partes la pertinaz negación implicaba graves consecuencias. Aunque, después de siglos de abolida, se sabe que a veces se la aplica, y no los jueces a la luz del día sino personal subalterno como única forma de conseguir información que se considera valiosa. En la guerra contra la subversión y en Malvinas se la ha aplicado en muchos casos, procedimiento que desapruebo con energía. Condeno la tortura, aunque reconozco que el estado de Israel, moderno y democrático, la incluye entre sus instituciones legales. ¿Será porque allí se vive una paz precaria, una paz con sobresaltos guerrilleros? Igual la condeno, pero reconociendo que soy un abogado y un padre de familia argentino; si fuera israelí, viviera allá y tuviera que mantener la seguridad de un pueblo, quizás no la condenaría con tanta facilidad. ¿Que las torturas que se han aplicado en la lucha subversiva y en Malvinas no han tenido sólo el objeto de obtener información sino que en muchos casos se ha obrado con perversidad, con saña, con maldad propia de desalmados? Aunque no me conste, creo que es así. Y los que procedieron de esa manera no pueden tener ninguna obediencia que los exima de sus culpas. También se sabe, o por lo menos se sospecha, de casos en que las fuerzas de represión cometieron saqueos. Pruebas no tengo, pero en su momento se dijo que una delegación de la policía federal que actuaba aquí fue despachada de vuelta debido a que sus miembros procedían con ánimo de pillaje, como salteadores; los reemplazaron gendarmes que habrían tenido, al parecer, mejor conducta. Ninguna obediencia puede justificar estas conductas y a los saqueadores, en el caso de ser aprehendidos, debiera aplicárseles todo el rigor de la ley. Nadie puede justificar que se hayan cometido depredaciones y latrocinios en nombre del orden ni justificados por una irracional obediencia ciega. Jorge B. Lobo Aragón

bottom of page