Escritos y ensayos

Heriberto J. Auel

General de Brigada

Heriberto J. Auel

Heriberto J. Auel

EL ACTUAL Y COMPLEJO TABLERO ESTRATÉGICO DEL GRAN MEDIO ORIENTE

Heriberto Justo Auel

Heriberto Justo Auel

Narcoterrorismo, el Estado Nacional, la Democracia y las FFAA.

Heriberto J. Auel

Heriberto J. Auel

Relaciones Cívico Militares, la necesaria Reconstrucción del Estado y de la imprescindible Seguridad Nacional- Regional y Continental.

Heriberto J. Auel

Heriberto J. Auel

LA DIRIGENCIA ARGENTINA FRENTE A LOS DESAFÍOS DE LA SEGURIDAD NACIONAL EN EL SIGLO XXI

Heriberto J. Auel

Heriberto J. Auel

HUBO O NO HUBO UNA GUERRA?

Heriberto J. Auel

Heriberto J. Auel

“PROYECCIÓN ESTRATÉGICA DEL MERCOSUR: FORTALEZAS Y DEBILIDADES”

Heriberto J. Auel

Heriberto J. Auel

LA CULTURA Y LA CIVILIZACION

Heriberto J. Auel

Heriberto J. Auel

EL NUEVO ORDENAMIENTO INTERNACIONAL POSTERIOR A LA INTERVENCIÓN DE EE. UU. Y SUS ALIADOS EN IRAK

Heriberto J. Auel

Heriberto J. Auel

Una segunda Argentina es posible

Consultas de los lectores

ESTIMADO GASTÓN: 

le agradezco su comentario y trataré de satisfacer su pregunta.

Ud. sabe que los agentes de Inteligencia son “secretos”. Por esa razón, documentos probatorios son difíciles de encontrar.

Sin embargo, en éste caso hay pruebas abundantes, hechos de diverso origen y fácilmente obtenibles.

Carlos Manuel Acuña le dedicó un libro a HV, como agente británico, detallando cuánto y dónde cobraba. Al actuar en superficie -como operador de la política de derecho humanos unidireccionales- desde el CELS, éste sujeto se expone públicamente y ello se agrava con sus trabajos “periodísticos” en Página 12, en dónde se vale de los archivos de Montoneros.

El RU logró con el decreto 158/83 la apertura del “jus post-bellum”, pero el operador de apoyo social a la maniobra judicial de “purga”, fue la izquierda revolucionaria, representada por HV. Excelente operación estratégica de aproximación indirecta.

El libro de Levinas viene a poner en detalle cómo este tipo de agentes es introducido en instituciones -caso FAA- pues “lleva y trae” como PCI. Es homólogo al caso Arquímedes Puccio, montonero incorporado en la SIDE.

De éste modo fue alto oficial de inteligencia de montoneros, es agente británico y lo fue de la FAA, protegido mientras sea útil o eliminado en su momento, por conocer lo que no debe trascender.

Heriberto J. Auel – Grl.

El Gral. Heriberto Justo Auel tuvo el honor de iniciar sus estudios secundarios en el Liceo Militar “Gral. Belgrano”, en calidad de cadete de la promoción fundadora y abanderado de ese Instituto. La Provincia de Santa Fe le concedió una “Beca al Mérito”, que mantuvo luego al ingresar al Colegio Militar de la Nación. A su egreso, como Subteniente del arma de Infantería, se incorporó a una unidad de elite e inmediatamente, dos años después, pasó a ejercer la docencia en Institutos del Ejército.(Liceo y Colegio Militar).

Ello amplió su tiempo, en particular para participar en el planeamiento y auditoria de los planes de capacitación en el nivel de la enseñanza media y superior, mientras ejercía la docencia y cursaba sucesivas carreras universitarias, afines con su vocación original.

Con el grado de Capitán y como especialista en tropas aerotransportadas, fue destinado como Observador Militar de la ONU en la Línea del Cese del Fuego del Canal de Suez, luego de la Guerra de los Seis Días. Profesionalmente esa etapa de casi dos años enriqueció su experiencia militar, dada la constante actividad de combate que se desarrollaba en la llamada “Línea de Cese del Fuego”. Pero, además, pudo estar en permanente contacto con todos los niveles sociales de las partes en conflicto y, como Licenciado en Ciencias Políticas, inició sus publicaciones en Revistas especializadas sobre temas relacionados con el conflicto de Medio Oriente, aun subsistente.

A su regreso al país en 1970, cursó la Escuela Superior de Guerra, egresando como Oficial de Estado Mayor. Se le nombró Jefe de Planeamiento del Departamento Operaciones de la Reserva Estratégica Operacional. A las etapas anteriores, sumó la experiencia en el trabajo de Estado Mayor y en la jefatura de equipos de planificación coordinados, en el área operacional, a nivel táctico.

Durante el período en que realizó el Curso de Estado Mayor en la República Oriental del Uruguay, fue consultor del Alto Mando de ese país en temas de Política Internacional y Estratégicos. A su regreso, en Buenos Aires inició una intensa actividad docente en Institutos Superiores de las FF.AA. y en la Universidad, como profesor de Estrategia y Geopolítica, en el nivel grado y posgrado.

Tenía entonces la oportunidad y los conocimientos para desarrollar su Tesis Doctoral en Relaciones Internacionales, e iniciar publicaciones periódicas sobre temas estratégicos en la prensa nacional y en revistas especializadas.

El eje de su preocupación era el atraso conceptual y orgánico-estructural del Estado y de la Defensa Nacional argentinas y la ausencia histórica de una Política de Defensa Nacional en el ámbito de la crisis de un sistema político no consolidado y de un Estado Nación institucionalmente debilitado.

En 1983, cuando se recupera el estado de derecho, fue convocado al Estado Mayor Conjunto de las Fuerzas Armadas, como Jefe del Departamento Políticas y Estrategias.

Desde este cargo inició una tarea multidisciplinaria, con equipos interactivos que emprendieron la ardua tarea de modernización de la estructura de Defensa. El inesperado fallecimiento del Ministro de Defensa y el posterior alejamiento del Jefe del EMC, Tte Grl Fernández Torres, quebró la continuidad del proyecto.

El JEMGE, ante esa situación, resolvió darle la Dirección del Grupo de Trabajo Nro. 1, conformado por quince Oficiales de Estado Mayor. En el perentorio plazo de noventa días, presentó el “Plan Esquemático de Reestructuración del Estado Mayor General, de las Grandes Unidades de Batalla y de los Planes de Capacitación y de Carrera del Ejército”. Todos ellos fueron aprobados, pero las sucesivas crisis institucionales acontecidas en esos años, frustraron su completamiento y desvirtuaron su ejecución. Los cambios estructurales previstos, aun continúan pendientes.

En los años sucesivos volvió al mando de tropas en la Patagonia, como Segundo Comandante de una Brigada de Montaña y Comandante de una Brigada Mecanizada. Pasó luego a la Jefatura de Operaciones del EMCFFAA y luego, el 1998, se le solicitó el retiro. Había cumplido cuarenta años de servicio.

Desde entonces se ha dedicado exclusivamente a la docencia y a las tareas académicas. Ambas actividades le exigieron el seguimiento y análisis de la situación estratégica internacional, regional y propia, a los efectos de mantener actualizados los conceptos y principios que deben orientar a los inevitables cambios estructurales del Estado y de la Defensa Nacional, en particular de sus FF.AA,, en una etapa de la civilización signada por grandes cambios cualitativos.

El tiempo disponible para la reflexión, la madurez alcanzada y la constante participación en el ámbito internacional y propio, le han permitido mantener actualizados antiguos proyectos y multiplicar sus publicaciones y conferencias relacionadas con “la continuidad y el cambio” en la transición, mientras la crisis cultural-política generalizada avanzaba sobre la Región y el País, con su secuela dramática en el frente socio-económico.

Es de su convencimiento que, el “estado de necesidad extrema” a la que hemos arribado, impondrá el rumbo que permita salir de la decadencia. Es necesario, entonces, contar cuanto antes con un grupo generacional de relevo y dentro de él, estrategas civiles y militares capacitados en el conocimiento del “conflicto contemporáneo”, en acto en nuestra América.